05 de enero de 2017
05.01.2017
I+D+I

CEOE-Tenerife: "La morosidad compromete la viabilidad empresarial"

05.01.2017 | 04:09

La ley 3/2004, de 29 de diciembre, define la morosidad de las operaciones comerciales como "el incumplimiento de los plazos contractuales o legales de pago", informó ayer la Confederación Española de Organizaciones Empresariales en Tenerife (CEOE-Tenerife). Según esta definición, en el último Boletín de morosidad y financiación empresarial, correspondiente al tercer trimestre de 2016, se recoge una ligera reducción de la morosidad empresarial respecto del segundo trimestre de 2016, derivada tanto de la reducción en el periodo medio de pago, que se sitúa en 79'4 días, "muy superior todavía al límite legal de 60 días", puntualiza CEOE-Tenerife, como de la deuda comercial en mora, que representa el 71'2% del total del crédito comercial, nueve décimas menos que en el trimestre precedente. No obstante, esta ligera reducción pone de relieve una cierta estabilización del fenómeno de la morosidad, dada la atonía del crédito comercial.

"Ahora bien, el análisis territorial, muestra cómo la evolución del periodo medio de pago por regiones revela la existencia de un grupo de comunidades autónomas que, con independencia del ciclo económico, presentan reiteradamente registros muy distintos a la media nacional", explica la patronal. "Desafortunadamente, Canarias se sitúa trimestre tras trimestre con periodos de pago muy superiores a la media española", aunque hay que destacar que en este último trimestre "ha experimentado una reducción de 1,1 días". Lo que deja el periodo medio de pago en las Islas en 85,6 días, lo que supone 8,4 días menos que en el año 2011.

Por otro lado, la dimensión empresarial resulta ser un determinante clave del periodo de pago a proveedores, donde la correlación entre el tamaño y el periodo de pago es negativa a medida que las empresas adquieren mayor dimensión, los periodos de pago a proveedores se dilatan (y viceversa), dejando ver el poder de negociación de las empresas según su tamaño. En este trimestre objeto de análisis, el diferencial entre el periodo medio de pago de medianas empresas y microempresas continúa acortándose hasta situarse en 7,8 días.

La CEOE dice que "centrándonos en la morosidad de las Administraciones Públicas según niveles administrativos, el periodo medio de pago a proveedores de las corporaciones locales se dispara de manera alarmante hasta los 107 días, 77 días por encima del máximo legal (30 días). Por el contrario, los Gobiernos autonómicos mantienen una tendencia positiva con una reducción de su periodo medio de pago hasta los 63,5 días. Los sigue la Administración central, con 54,7 días, y los organismos y entes públicos, con 53,6 días".

Estos datos, tras los que subyacen enormes dificultades para lograr una reducción sustancial de esta práctica comercial, reflejan la situación en la que se encuentran las pymes ante uno de los mayores obstáculos para su gestión, como es la morosidad y sus perniciosos efectos sobre la liquidez.

Por ello, "seguimos reclamando la necesidad de abordar nuevas medidas de calado, que permitan erradicar las malas prácticas en materia de pagos entre los distintos niveles de la administración pública, que comprometen la viabilidad de las pymes, ya que son las que tienen menos facilidad de acceder a la financiación, tanto bancaria como alternativa".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine