11 de diciembre de 2016
11.12.2016
Entrevista

"La hucha de la Seguridad Social se agotará a finales del próximo año"

"Añadir ahora otro incremento de la edad ordinaria de jubilación no tendría mucho sentido", señala Enrique Devesa del comité para la reforma de las pensiones

11.12.2016 | 02:27
Enrique Devesa, en su despacho de la universidad.

El profesor de Economía Financiera de la Universitat de València e integrante del Comité de Expertos para la Reforma de las Pensiones aboga por no aumentar las cotizaciones sociales de trabajadores y empresarios, porque eso generaría paro.

La Seguridad Social encadena otro año de déficit récord y la hucha de las pensiones se agota. ¿Qué hacer?

La hucha se agotará probablemente a finales de 2017 y es difícil encontrar algún mecanismo que lo evite. El déficit de la Seguridad Social estará, en 2016, en torno a los 19.000 millones, un 1,8% del PIB. Para resolver este problema se baraja la posibilidad de trasladar las prestaciones de muerte y supervivencia (viudedad, orfandad y favor familiar) a la parte no contributiva; con lo que el saldo contributivo aumentaría en unos 20.000 millones. Esto hay que entenderlo como un maquillaje de la situación, porque si no cambia algo más, habrá que seguir pagándolas.

¿Debe abordar ya el Pacto de Toledo una reforma del sistema?

Sí, y de hecho ya hay reuniones. Todos sus integrantes son conscientes de que hay un problema de y han reaccionado. Es importante que consigan alcanzar un pacto que involucre a la mayoría de partidos e interlocutores sociales porque eso hará perdurar las medidas adoptadas.

El Ejecutivo no quiere subir las pensiones un 1,2% en 2017, tal como pretende la oposición.

El Gobierno está en su derecho, ya que la previsión es que las pensiones suban el 0,25%, que coincide con el valor mínimo fijado por la ley que reguló el Índice de Revalorización de las Pensiones (IRP). En cuanto a la subida en función del IPC, considero que la situación actual de déficit del sistema no lo aconseja, pero también que se podría financiar con impuestos la diferencia entre lo que indica el IRP y el valor del IPC. El sistema no estaría tan expuesto al riesgo de una revalorización por encima de lo financieramente aconsejable.

¿Por qué hay que actualizar las pensiones según la inflación?

Estoy convencido de que hay que mantener el IRP. Es un mecanismo de ajuste automático que dirige el sistema hacia el equilibrio financiero. Eliminarlo haría menos creíbles otras posibles reformas y quedaría en entredicho la apuesta por la sostenibilidad. No lo eliminaría, porque garantiza la equidad intergeneracional. Su objetivo es que dos personas con las mismas condiciones laborales que se jubilan en años diferentes, perciban la misma suma. Para poder cumplir esa condición, habrá que ajustar la pensión inicial de quien se jubile más tarde, a medida que aumenta el incremento de la esperanza de vida. El descenso por el factor de sostenibilidad será de un 0,4 % por año.

En vista de la inflación y la creación de empleo, ¿habría que mantener, reducir o subir las pensiones el próximo año?

El IRP es el valor que nos muestra, bajo el criterio de conseguir la sostenibilidad del sistema, cuál es la revalorización que se podría aplicar. Si calculáramos el valor teórico del IRP (sin topes), a 2017 le correspondería un -3,11%. Teóricamente habría que rebajar las pensiones, sin embargo, existe un tope del 0,25% de revalorización mínima. Una medida interesante es aplicar el IRP teórico -para conseguir la sostenibilidad del sistema- y complementar la pensión hasta el valor que creamos oportuno financiándolo con impuestos.

Algunos expertos proponen aplicar impuestos para proporcionar al sistema 11.000 millones de euros anuales.

En principio no estoy en contra de los impuestos. En el Pacto de Toledo se aprobó la separación de las fuentes de financiación, de tal forma que la parte contributiva se financie con cotizaciones y la no contributiva con impuestos.

¿Aumentaría las cotizaciones de los trabajadores y de los empresarios?

Existen bastantes evidencias teóricas y empíricas de que un aumento de las cotizaciones genera un aumento del desempleo, sobre todo en España. Con un paro tan elevado, no parece aconsejable.

¿Es partidario de pasar cotizaciones del paro al sistema de pensiones?

En los trabajos que hemos realizado, obtenemos que la cotización por desempleo es bastante elevada respecto a las prestaciones. Si se integrara en el sistema global de la Seguridad Social, mejoraría la sostenibilidad de las pensiones.

¿Prolongaría la edad de jubilación?

No. Ya se aprobó en la ley de 2011 un retraso en la edad ordinaria de jubilación, pero no acabará de implantarse totalmente hasta 2027. Añadir otro incremento de la edad de jubilación no tendría mucho sentido. Además, el factor de sostenibilidad ya ajusta los incrementos de esperanza de vida mediante la reducción de la pensión inicial. El comité de expertos se planteó ajustar la esperanza de vida a los distintos parámetros del sistema y decidió no aplicarlo al aumento de la edad de jubilación, porque se entendía que era la opción menos deseada por los potenciales jubilados y, además, era la más rígida, por la fuerte penalización que supone jubilarse antes de la edad ordinaria.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine