10 de diciembre de 2016
10.12.2016

La Graciosa estrena la cámara que predice la producción de fotovoltaica

Investigadores de la ULL implantan la primera instalación de este tipo de todo el país

09.12.2016 | 23:36

Un equipo de investigación liderado por el catedrático Ricardo Guerrero, del departamento de Física de la Universidad de La Laguna (ULL), ha instalado en la isla de La Graciosa la primera cámara en España que realiza predicción de producción de energía fotovoltaica en un plazo de cinco a quince minutos.

Esta tecnología supone un nuevo impulso para el proyecto Graciosa, que Endesa lidera en la isla con el apoyo del Instituto Tecnológico de Canarias (ITC) y la participación del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), para crear una microrred eléctrica que integre energía renovable a gran escala.

La Universidad de La Laguna informó ayer en un comunicado de que la utilidad de esta cámara consiste en advertir a la red eléctrica y dispositivos de usuarios cuándo se van a producir bajadas en la producción fotovoltaica por la aparición de nubes, de forma que se puedan tomar medidas para que no se produzcan fluctuaciones que puedan desestabilizar la red.

Ricardo Guerrero explicó que actualmente la red eléctrica está ciega, "nuestras cámaras serán los ojos que le dirán a la red cuándo tiene que prepararse porque vienen nubes o claros", señaló.

El catedrático comentó que no le consta que exista ningún otro equipo en España que tenga instalada este tipo de cámaras para predicción fotovoltaica y esté desarrollando actividad de I+D.

Asimismo detalló que la tecnología es propia de la Universidad de La Laguna, desarrollada con la ayuda de la University of Texas, de San Antonio.

"No solo hemos desarrollado la cámara en sí, sino también el software con el que se hace el tratamiento de imágenes", indicó Guerrero, quien precisó que aunque la cámara estará inicialmente controlada de forma remota desde la Universidad de La Laguna, la idea es que funcione de forma autónoma.

Además, señaló que primero hay que conocer mejor la dinámica de nubes de La Graciosa para luego hacer que la cámara, a través de un algoritmo matemático, vaya aprendiendo de sus errores en predicción para cada vez equivocarse menos. "Cuando llegue a este punto, la dejaremos sola para que hable directamente con la red eléctrica, sin intervención humana".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine