Instituto de la Empresa Familiar Encuentro anual

El Rey urge a trasladar a la sociedad la cultura del esfuerzo de la empresa familiar

Felipe VI enaltece el "coraje" y la apuesta de las compañías por el "crecimiento estable" y las sitúa como la "columna vertebral" de la economía española

18.10.2016 | 00:38
El Rey urge a trasladar a la sociedad la cultura del esfuerzo de la empresa familiar

El Rey Felipe VI, que ayer presidió la inauguración del XIX Congreso Nacional de la Empresa Familiar en La Coruña, destacó la apuesta de las sociedades que integran el Instituto de Empresa Familiar por un crecimiento "estable y sostenible", cimentado en la "cultura del esfuerzo y el coraje" para afrontar los retos y aprovechar bien las oportunidades" que han servido junto con el relevo generacional para que las firmas familiares pervivan en el tiempo. El monarca consideró "fundamental" trasladar a la sociedad esos principios "de modo que no sólo se incentiven el emprendimiento y el trabajo, sino que se subraye asimismo la imagen del empresario fundamental generador de riqueza", añadió.

Felipe VI reconoció a las empresas familiares como "la columna vertebral de la economía española", al representar el 90% del censo total de firmas, generar el 60% de la producción y el 70% del empleo privado. Reseñó además que su carácter familiar tiene un "impacto significativo" en su competitividad, asociado a su capacidad de "internacionalizarse, innovar, formar capital humano, acceder a la financiación y superar con mayor solvencia los periodos de crisis". A esto añadió Felipe VI la mayor "antigüedad relativa" de las empresas de origen familiar y la mayor presencia femenina "no sólo en puestos directivos sino también en los consejos de administración.

Felipe VI presidió la inauguración, que corrió a cargo del presidente del IEF, Ignacio Osborne; del presidente de KPMG en España, Hilario Albarracín, del country head de Banco Santander en España, Rami Aboukhair, y del presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo.

Entre la veintena de conferencias prevists la de Pablo Isla era una más esperadas en la decimonovena edición del Congreso Anual de la Empresa Familiar. Y el presidente de Inditex no defraudó. De hecho cuando empezó a enumerar los mercados en los que el grupo abrió una tienda en los últimos dos meses y alcanzó la veintena de ciudades se escuchó un sonoro "¡Oooh!" en las primeras filas del auditorio. El máximo responsable de la multinacional fundada por Amancio Ortega hizo un recorrido por el modelo de negocio de Inditex y sus valores y dio evidentes muestras de que su dimensión, su tamaño -una de las cuestiones clave a debatir en esta cumbre- es un valor fundamental.

Inditex creó más de 7.000 empleos en España durante los largos años de crisis, una cifra que Isla atribuyó a la enorme diversificación geográfica que caracteriza a Inditex, y en general a todo el sector textil. "Cuando la empresa era pequeña (en 1989 y 1990), Amancio Ortega decidió abrir tiendas en Nueva York y París, al entender que para competir tenía que estar en esos mercados. Sin ese componente [el de la internacionalización] Inditex sería inconcebible", dijo Isla antes de destacar la fuerte creación de empleo que esa expansión le permitió "en años difíciles" para España.

El presidente del gigante textil destacó cómo el lema del Congreso Crecimiento con raíces se adapta a la cultura de Inditex, una empresa "sin escalones" en la que cada empleado puede llegar donde se proponga, caracterizada por "la capacidad de autocrítica, la humildad y el respeto a la diversidad".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine