15 de septiembre de 2016
15.09.2016

Ashotel denuncia una posible estafa de abogados ingleses en Tenerife

Animan a los turistas a demandar por intoxicaciones alimentarias a los hoteles en los que se alojan. Marichal acude a la Policía Nacional

15.09.2016 | 04:00
Ashotel denuncia una posible estafa de abogados ingleses en Tenerife

La Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro, Ashotel, ha puesto en conocimiento del delegado del Gobierno en Canarias, Enrique Hernández Bento, y del comisario principal de la Jefatura Superior de la Policía Nacional en Canarias, José María Moreno, las prácticas sospechosas que durante este verano vienen desarrollando en el sur de Tenerife bufetes de abogados británicos contra establecimientos hoteleros con un fin exclusivamente lucrativo y que podrían constituir una estafa organizada.

A través de oficinas móviles instaladas en furgones amarillos rotulados con textos en inglés -en los que anima a los turistas a denunciar por intoxicaciones alimentarias adquiridas en el hotel donde se alojan? estos bufetes circulan por las calles de los núcleos turísticos del sur de Tenerife e, incluso, se detienen a las puertas de algunos establecimientos hoteleros para captar clientes.

Esta práctica abusiva se reproduce también en otros destinos turísticos españoles, como Baleares o la costa andaluza, lo que ha generado el malestar de los hoteleros españoles y sus respectivas asociaciones provinciales con las que Ashotel está en permanente contacto para emprender acciones conjuntas.

Jorge Marichal explica el modus operandi de este colectivo, al que se conoce ya como el de los "abogados piratas": "Se trata de supuestos despachos de abogados en Reino Unido que persiguen indemnizaciones para los turistas que se alojan en establecimientos hoteleros en sus vacaciones. En muchos casos, incluso, ni siquiera presentan partes médicos oficiales de las supuestas enfermedades contagiadas en los hoteles, sino que solo denuncian que se han puesto enfermos por alguna intoxicación alimentaria y que han tenido que acudir a la farmacia, un daño por el que piden que se les indemnice. La clave de todo reside en que al poner las reclamaciones en Inglaterra, el coste para defenderse ante los tribunales es elevado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine