08 de septiembre de 2016
08.09.2016
Carta

Famosos por la igualdad de las bajas de paternidad y maternidad

Personalidades de la vida social y cultural piden equiparar períodos y prestaciones: 16 semanas para cada progenitor y pagadas al 100%

08.09.2016 | 13:36
Clara Lago es una de las firmantes.

La Plataforma por Permisos Iguales e Intransferibles de Nacimiento y Adopción (PPiiNA) remitirá una carta a los diputados en el Congreso de los diputados en los que urgen a la Cámara a iniciar las reformas necesarias para la equiparación del permiso de paternidad al de maternidad, ambos totalmente "intransferibles y pagados al 100 por cien".

La carta ha sido firmada por un centenar de personalidades de diferentes ambitos sociales y culturales como la actriz Clara Lago, el economista Vicenç Navarro, la socióloga Marina Subirats, el teólogo Juan José Tamayo, la filósofa feminista Christine Delphy, el médico Miguel Lorente o la escritora Laura Freixas.

El objetivo, según han explicado miembros de la PPiiNA y firmantes de la carta en rueda de prensa, es que los grupos promuevan el debate y aprobación de la Proposición de Ley para la reforma de los permisos parentales que esta organización ya les ha trasladado en las dos legislaturas anteriores y que busca una equiparación real del derecho a cuidar de los hijos recién nacidos o adoptados: 16 semanas para cada progenitor, pagadas al 100% y que no sean intercambiables.

Insisten de nuevo en la propuesta en este preciso momento porque, en palabras de la investigadora del Instituto de Estudios Fiscales y portavoz de PPiiNA María Pazos, "existe una demanda social clarísima" y la alternativa que hay sobre la mesa, propuesta por Ciudadanos y pactada primero con el PSOE y después con el PP, "es una trampa".

En concreto, el sistema de Ciudadanos persigue que cada progenitor tenga ocho semanas de permiso y haya otras diez que puedan repartirse entre ambos en función de sus preferencias. Pazos recuerda que en la actualidad, el hombre tiene dos semanas y la mujer tiene seis de carácter obligatorio, con otras diez que podrían igualmente transferirse, pero lo que se ha generalizado es que ella las coja todas.

"Sólo el dos por ciento de las madres transfieren al padre semanas del permiso de maternidad", ha afirmado la experta, para incidir en que "esta es la regla de oro" en todos los países en que se han puesto en marcha sistemas similares: Ellos al final tienen menos tiempo para estar con sus hijos y ellas, que cargan con el handicap ante el mercado laboral de ser quienes disfrutan de permisos más largos, asumen además en exclusiva el rol de los cuidados transmitiendo a sus hijos que ese es el modelo natural.

"Vaticinamos una reforma inminente y nos tememos que sea una que consolide la desigualdad (...) porque esas diez semanas transferibles que propone ciudadanos van a funcionar como las de ahora, es decir, que la madre tendrá 18 semanas y el padre ocho. Es lo que pasa en todos los países: Cuando los permisos son transferibles, es la madre quien se los coge y cuando son intransferibles, el 87% de los padres los disfruta", ha explicado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine