02 de septiembre de 2016
02.09.2016

Las matriculaciones crecen un 17% pese a la desaparición del plan PIVE

El sector del automóvil vende en el Archipiélago 2.741 turismos en agosto, el mejor dato registrado en el mismo mes desde 2007

02.09.2016 | 02:30
Rafael Pombriego.

El sector del automóvil esperaba que la finalización en julio de las ayudas del plan PIVE -ideado para incentivar un mercado hundido por la crisis- mermara sus ventas, pero no ha sido así. Las matriculaciones de vehículos en Canarias crecieron un 17,25% en agosto con respecto al mismo mes del año anterior, siendo mayor el avance en Santa Cruz de Tenerife (19,10%) que en Las Palmas (15,87%). La venta de 2.741 turismos hace que este agosto sea el mejor desde 2008, ya que un ejercicio antes se matricularon 4.687 vehículos.

"Pensábamos que iba a haber una caída del mercado, pero nos han sorprendido los datos", afirmó ayer el presidente de la Federación Regional Canaria de Empresarios Importadores y Concesionarios de Automóviles (Fredica), Rafael Pombriego. En total se vendieron 5.241 vehículos, 771 más que un año atrás. Si se atiende al acumulado del ejercicio, el aumento es aún mayor (19.445), con la venta de 47.006 unidades frente a las 39.355 que se registraron en el mismo periodo del año anterior.

Las previsiones para 2016 apuntaban que en Canarias el sector cerraría con un crecimiento del 7%, pero en los ocho primeros meses del año esa cifra se supera con creces. "Además de en la incertidumbre política, esas perspectivas se basaban en la desaparición de planes de ayudas", expone. Y aunque el presidente de Fredica sostiene que aún es pronto para valorar el impacto del fin del plan PIVE -porque en agosto se cerraron operaciones iniciadas en julio-, esgrime que el efecto "ha sido menor del esperado".

El mercado de turismos en agosto creció un 15% debido al "increíble" alza de las ventas a empresas, que alcanzó un 73,57%, seguido por las compras de particulares (115). La subida de las matriculaciones de todoterrenos también es llamativa. Este mercado experimentó una subida del 48%, al pasar de vender 875 unidades frente a las 590 del pasado año. En cambio, y a pesar del buen estado de salud del sector turístico, las matriculaciones de vehículos de alquiler cayeron un 5,10%.

La incipiente recuperación económica es, para Pombriego, la razón fundamental que explica el crecimiento en el sector del automóvil. "Estas cifran demuestran que hay una mejora general de la economía", defiende, "pese a que existan lagunas -como la incertidumbre política- que hacen que el crecimiento no se dé con confianza".

En el conjunto del país, las ventas crecieron en agosto un 14,6% con la matriculación de 64.089 vehículos pese a ser un mes en el que tradicionalmente se reduce el volumen de mercado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine