I+D+I

"El descenso de la formación bruta de capital fijo ha sido intenso y duradero"

25.08.2016 | 00:00

"El descenso de la formación bruta de capital fijo ha sido intenso y duradero". Los organismos internacionales, los bancos centrales y diversas instituciones de análisis económico coinciden en apuntar que el nuevo ciclo económico de recuperación que han iniciado las economías avanzadas se está caracterizando por el escaso dinamismo de la inversión, explicó ayer la Confederación Española de Organizaciones Empresariales en Tenerife (CEOE-Tenerife). Y aunque no es un fenómeno reciente, "sí se está manifestando con mayor intensidad después de la crisis de 2009, sobre todo en la Eurozona", agrega la patronal. "Esto genera cierta inquietud, puesto que afecta al aumento de la productividad y a la recuperación del empleo y, en consecuencia, al crecimiento a medio y largo plazo de las economías, sin olvidar que también tiene un impacto negativo en la competitividad".

Tomando como referencia el comportamiento de la formación bruta de capital fijo (FBCF) en EE.UU. y Eurozona, se puede observar que, al comienzo de la crisis, cayó de manera brusca, especialmente en EE.UU. En la Eurozona, tras una leve recuperación en 2010, la crisis de deuda soberana tuvo un impacto negativo en este componente del PIB, si bien menos intenso que el de 2008 y 2009. A partir de mediados de 2013, ante las primeras señales de reactivación de la actividad económica, la inversión comenzó a crecer, aunque todavía está muy lejos de los niveles precrisis. Este comportamiento de la FBCF se ha convertido en una preocupación central de la Unión Europea y, por ello, Bruselas tomó la iniciativa de aprobar un Plan de Inversiones para Europa en 2015, conocido como Plan Juncker. Por el contrario, en EE.UU. la inversión recuperó los niveles anteriores a la crisis en 2013.

El caso de España es "especialmente llamativo", subraya CEOE-Tenerife, dado que el descenso de la formación bruta de capital fijo ha sido "intenso y duradero". De hecho, no se produjo el cambio de tendencia hasta 2013 y al inicio de 2016 se sitúa en niveles un 27% por debajo de los alcanzados en 2008. La doble recesión que sufrió la economía española, las mayores restricciones al acceso a la financiación, la incertidumbre sobre su proceso de recuperación y el mayor peso de la construcción en nuestro país explican este comportamiento diferencial de la inversión frente a Europa.

El análisis por componentes de la inversión es "clarificador", a juicio de la patronal. Si se considera el desglose de la inversión en construcción en obra civil y vivienda, se aprecia la intensidad de la caída en ambos segmentos hasta 2014, acumulando un retroceso aproximado del 40% en el caso de la primera y del 50% en la segunda. "Esta evolución fue debida a varios factores, entre los que cabe señalar el elevado stock de vivienda existente y que no se ha podido absorber todavía; el proceso de consolidación fiscal, que ha afectado de manera notable a la inversión pública; y las restricciones financieras, que afectaron de manera decisiva a este sector a causa de su elevada dependencia de la financiación bancaria", dice CEOE-Tenerife. La recuperación de la inversión en construcción está siendo "muy lenta y moderada", incluso "con signos de frenarse en los últimos meses", tal y como ponen de manifiesto las cifras de Contabilidad Trimestral del INE.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine