El absentismo laboral crece en las Islas al ritmo de la recuperación

La mejora de la economía aminora el temor a pedir la baja y perder el empleo

02.08.2016 | 09:31

La incipiente recuperación económica en las Islas ha venido acompañada del crecimiento del absentismo laboral. El temor a perder el puesto de trabajo desciende en contextos de progresión económica, circunstancia que para el delegado territorial de la Asociación de Mutuas de Accidentes de Trabajo en Canarias, Carlos Franchy se refleja en el número de bajas.

No en vano, datos de este órgano exponen que si en 2013 el número de días de baja generados por los trabajadores superó levemente los 4,9 millones, la cifra ascendió a más de 5,5 millones en 2014 y se situó por encima de los 6,8 millones en 2015 -un 23,43% más con respecto al ejercicio anterior y más de un millón que el conjunto de España-.

"Cuando empeora la situación económica la gente coge miedo", señala Franchy, razón por la que a partir del primer trimestre de 2014 no sólo haya aumentado el volumen de bajas, sino también la duración media de las mismas. De los 37,5 días de 2014 se pasó a los 42,7 del pasado ejercicio; en ambos casos por encima de la media nacional, que se situó en 37,5 y en 37,8.

Los problemas que se derivan del Servicio Canario de la Salud (SCS) son, a su juicio, otros de los factores que contribuyen a que el absentismo laboral incremente. La concesión de "bajas sociales" -aquellas que pide el trabajador para, por ejemplo, conciliar la vida laboral con la personal-, las listas de espera, las desconexión entre la atención primaria y la hospitalaria y la deficiencia de las inspecciones médicas en las revisiones de las altas y bajas "retrasan los procesos".

Uno de los primeros agentes en sufrir las consecuencias de esta situación son las empresas. Éstas tuvieron que hacer frente el pasado año a un coste medio de 170,7 euros por día de baja. El secretario general de la Confederación Canaria de Empresarios, José Cristóbal García, lamenta que "la carga sea tremenda", algo que repercute en la competitividad de las compañías. El coordinador de Salud Laboral de Comisiones Obreras en Canarias, Víctor Toledo, defiende, por su parte, que además de atajar las deficiencias del SCS se tiene que mejorar la calidad de los empleos, porque a pesar de la incipiente recuperación, ha aumentado la precariedad y las sobrecargas, "por lo que se generan más patologías".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine