El emporio de Amancio Ortega

Grupo Inditex: un gigante de marcas que no paran de crecer

Las principales enseñas del grupo textil gallego registran subidas de las ventas en el último lustro cercanas o superiores al 50%. Zara Home duplica su facturación

31.07.2016 | 04:10

El gigante textil fundado Amancio Ortega está empeñado en batir año tras año sus récords y las previsiones de los analistas con un constante crecimiento de todas sus cifras y una expansión comercial que, habitualmente, experimentan incrementos de dos dígitos. Una situación que se acentúa si las comparaciones sobre la actividad de la compañía se hacen con un salto de varios ejercicios. En los últimos cinco años, que coinciden con los cinco de Pablo Isla en la presidencia, la facturación de la multinacional textil gallega subió un 67% (de 12.627 millones a 20.900), los beneficios aumentaron un 65% (de 1.741 millones a 2.875), el número de tiendas un 40% (de 5.044 a 7.013), la plantilla un 52% (de poco más de 100.000 trabajadores a 152.854) y la capitalización en Bolsa casi se triplicó, de 34.925 a 98.766 millones.

Esta buena evolución responde principalmente al buen engranaje del grupo fundado por el segundo hombre más rico del mundo y a una filosofía de trabajo -de constante mejora y totalmente al servicio del cliente- que impregna las ocho grandes enseñas del grupo: Zara, Pull&Bear, Massimo Dutti, Bershka, Stradivarius, Oysho, Zara Home y Uterqüe. Como destaca la propia Inditex en su Memoria anual 2015: "Cada una de las marcas tiene una personalidad, una imagen y una oferta definida e independiente. Comparten un modelo de negocio único, que siempre tiene al cliente en el centro de todas sus decisiones".

El método y sistema aplicado en todas las enseñas de la compañía provoca también que todas ellas registren números espectaculares que contribuyen a ese ascenso meteórico de la matriz. En los últimos cinco años, las principales firmas de Inditex elevaron sus ventas en porcentajes cercanos o superiores al 50%, en consonancia con su crecimiento por todo el mundo tanto en tiendas físicas como online. De hecho, individualmente logran niveles de facturación que para sí querrían muchas otras grandes empresas españolas. El único pequeño lunar del gigante de Arteixo es Uterqüe, la firma más joven del grupo -se creó en 2008-, que registra cifras más modestas que sus hermanas mayores. Pese a ello, en el último lustro elevó un 27% sus ventas.

Los principales números de las enseñas que conforman el grupo Inditex son los siguientes:

Zara. Es el buque insignia de la compañía y la primera marca creada por su fundador, Amancio Ortega, allá por el año 1975. Concentra el 65% de las ventas de la multinacional con un total de 13.628 millones en 2015, un 69% más que cinco años antes, cuando sus ingresos se quedaron en 8.088 millones. Zara es también la marca que lidera la expansión comercial del grupo, con presencia, a cierre de 2015, en 88 países. Su red de tiendas supera las 2.l60, unas 400 más que cinco años antes y 77 más que al cierre del ejercicio 2014. En cuanto a la venta online, cerró el pasado año con presencia en 27 mercados, tras estrenar su tienda virtual en Hong Kong, Macao y Taiwán.

Bershka. La firma con la propuesta comercial más joven de Inditex es la segunda del conglomerado empresarial con mayor facturación, con 1.875 millones en 2015, un 50% más que cinco años antes, cuando se quedó en 1.247 millones. El año pasado entró en dos nuevos países -Omán y Taiwán-, por lo que ya está presente en 70 mercados, y abrió 38 tiendas, hasta alcanzar las 1.044, frente a las 720 que tenía a cierre de 2010. Al margen de la venta física, ofrece la posibilidad de comprar por internet en 17 países. Precisamente, Bershka instaló el año pasado un nuevo silo completamente automatizado en su plataforma logística que le permite una mayor eficiencia en la gestión de los pedidos que recibe a través de la tienda virtual.

Massimo Dutti. Sus ventas, de 1.498 millones de euros en 2015, son las terceras mayores del grupo tras aumentar un 67% en los últimos cinco años (en 2010 ascendían a 897 millones), también el tercer mayor repunte dentro de la compañía. La marca está presente ya en 69 mercados, tras entrar en Túnez en 2015, y cuenta con 740 tiendas, 210 más que hace cinco años. En cuanto a la venta online, está disponible en 24 mercados.

Pull&Bear. La cadena de moda joven y desenfadada del grupo que preside Pablo Isla elevó un 65% su facturación en el último lustro, desde los 857 millones de 2010 a los 1.417 del pasado ejercicio, y está presente ya en 68 mercados tras entrar a lo largo de 2015 en Suecia, Suiza y Túnez. Su red comercial supera los 900 establecimientos, tras la apertura de 38 el año pasado, unos 250 más que hace un lustro. La venta a través de internet está disponible en 21 países de todo el mundo y el último en incorporarse a esta lista fue China, el año pasado, aunque desde 2014 ya operaba en el país a través de Tmall, el mercado virtual del grupo chino Alibaba. Pull&Bear también inauguró en 2015 su nueva sede en Narón (A Coruña).

Stradivarius. La marca de moda urbana y cosmopolita del grupo fundado por Amancio Ortega es la que ofrece una mayor rentabilidad por euro invertido de Inditex y el año pasado generó unos ingresos de 1.289 millones, un 65% más que en 2010, cuando se quedó en 780 millones. Está presente en 60 mercados (llegó a Túnez en 2015) con 950 tiendas y en 18 vía web, con China como su última incorporación.

Zara Home. La firma de moda del hogar es la que más elevó su facturación en los últimos cinco años, al más que duplicarla (+126%), de 294 millones a 666. Tiene 502 tiendas en 53 países (entró el año pasado en Austria, Lituania, Suiza, Australia y Chile) y vende online en 25 mercados, entre ellos Australia y Japón, que se sumaron el año pasado. En el caso de Australia, Zara Home es la única firma de Inditex que vende a través de internet en este país. En cuanto a puntos de venta físicos, la cadena es la segunda con mayor ritmo de aperturas el pasado ejercicio, con 65, solo por detrás de Zara, con 77.

Oysho. La marca de lencería y ropa interior femenina cerró 2015 con ventas de 452 millones, un alza del 49% en cinco años, y 607 tiendas (por las 432 de 2010) en 42 países, con Suecia y Corea del Sur como incorporaciones el año pasado. La comercialización virtual llega a 16 mercados, entre ellos China, en el que, al igual que en el caso de Pull&Bear y Stradivarius, se estrenó en 2015.

Uterqüe. La más joven de las enseñas de Inditex es la que tiene las cifras más discretas, con una facturación de 75 millones de euros el año pasado, solo un 27% más que en 2010, con 59 millones. Además, pese a que abrió seis nuevas tiendas el pasado ejercicio, el balance en los últimos cinco años es de pérdida de ocho establecimientos (de 80 a 72). Sin embargo, está presente en más mercados, pasó de 16 a 25, y ofrece sus productos vía web en 16 países, tras estrenarse en 2015 en Dinamarca y Suecia. Precisamente, la firma está inmersa en la renovación de la imagen de sus tiendas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine