Ashotel pide "valentía" al Parlamento con la ley turística de las 'islas verdes'

Sus responsables consideran que "no es lógico exigir el mismo estándar de densidad turística en Tenerife que en las tres islas menores"

29.07.2016 | 02:05
Ashotel pide "valentía" al Parlamento con la ley turística de las 'islas verdes'

La Asociación Hotelera y Extrahotelera de la provincia de Santa Cruz de Tenerife (Ashotel) exigió ayer "valentía" a los legisladores que trabajan en la reforma de la Ley 6/2002 de Ordenación Territorial del Turismo de La Palma, La Gomera y El Hierro, conocida también como la Ley de las islas verdes, con el objetivo de poner fin a los déficit de desarrollo turístico de estas tres islas, en especial de La Palma, "sumida en un bloqueo absoluto en su crecimiento, lo que desincentiva la inversión en nuevos proyectos turísticos".

Ashotel considera en una nota de prensa que "no es lógico exigir el mismo estándar de densidad turística en Tenerife que en estas tres islas, a razón de 60 metros cuadrados por plaza, cuando en La Palma, La Gomera y El Hierro hay menos suelo clasificado, por lo que es más caro". Esta realidad, expone la patronal, "se traduce en que es más difícil conseguir el número suficiente de metros cuadrados para hacer rentable una explotación turística, además de que el cliente no se queda normalmente en el hotel, con lo que no son necesarias infraestructuras con tanto suelo".

En su opinión, en estas tres islas son más rentables los establecimientos de pequeño tamaño, con poca extensión de terreno, lo que les permite tener menores costes operativos. "No se puede tratar igual a quienes son diferentes", aseguró el presidente de Ashotel, Jorge Marichal, quien resaltó como valor propio de estos territorios insulares la sostenibilidad y un consumo de suelo responsable, donde "el jardín no está dentro del hotel, está fuera".

A juicio de Ashotel, la Ley 6/2002 perseguía inicialmente dejar a estas tres islas verdes fuera de la moratoria general turística aprobada en Canarias en 2001, sin embargo, las condiciones para poder crecer y desarrollar proyectos exigían casi los mismos requisitos que los actuales en las islas de mayor crecimiento turístico, lo que se ha traducido en un "casi nulo" desarrollo de la planta hotelera y extrahotelera. Asimismo, al ser modelos diferentes, Ashotel considera que sería positivo un "tratamiento diferenciado" de las tres dentro del paraguas general de promoción turística Islas Canarias y evitar así que estos pequeños destinos salgan "desenfocados".

En el caso concreto de La Palma, la situación es más "sangrante", debido a la suspensión actual del Plan Territorial Especial de Ordenación del Turismo y del PGO de Los Llanos de Aridane por parte de los tribunales, "lo que hace prácticamente imposible mover una sola piedra en una isla con una clara necesidad de camas turísticas y que no es atractiva para los futuros inversores, precisamente por esas trabas burocráticas", explica el vicepresidente de Ashotel en La Palma, Carlos García Sicilia.

La patronal no pretende que la reforma normativa que se discute estos días en el Parlamento de Canarias "suponga una excepcionalidad para La Palma", comenta García Sicilia, "y sí una vía legal para acabar con este parón que perjudica enormemente a la isla". La isla, con unas 12.000 camas legales y otras 3.000 alegales de ámbito rural, tiene un tamaño por el cual no entra en una categorización de turismo de masas, pero tampoco es un destino pequeño como La Gomera o El Hierro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine