Los precios de las operadoras de telefonía repuntan tras años de caída

Competencia constata un cambio de tendencia que se produce tras las fusiones en el sector

02.07.2016 | 03:07

Los precios de los paquetes y servicios de telecomunicaciones dejaron de reducirse en España en 2015, según un análisis difundido ayer por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). El cambio de tendencia, respecto al descenso que se había producido desde 2011, se produjo el año pasado con una estabilización e incluso recuperación (pese a cierta pérdida de impulso en el cuarto trimestre del pasado ejercicio), tanto en el servicio de telefonía móvil de pospago como en la contratación de paquetes.

La CNMC no explica las causas, pero todo apunta a que el proceso de vigorosa concentración que se ha producido en el sector de las telecomunicaciones (las compras de Jazztel por Orange, Ono por Vodafone, Canal+ por Movistar, R por Euskaltel, Telecable por Zegona, y las de Pepe Phone, Yoigo y de activos de banda ancha fija de Orange-Jazztel por MasMovil), está deteniendo la guerra de tarifas y mejorando la expectativa de facturación de los operadores, a lo que también está contribuyendo el repunte del consumo y de la demanda interna.

La empresa británica Zegona Communications constató el pasado día 22 en sus previsiones favorables para su negocio en España la recuperación de los precios de la telefonía y las telecomunicaciones junto con la mejora del "entorno económico".

Internet

Según la CNMC, el gasto de los españoles en el servicio móvil de pospago, que había disminuido más del 10% interanual entre 2013 y en 2014, detuvo esta tendencia en 2015. En el caso de los paquetes, crecieron los gastos facturados por todos los servicios a los principales tipos de hogares.

Así, y como promedio, los hogares que contratan un paquete quíntuple terminaron pagando a fines del año pasado 82,8 euros al mes por todos los servicios, cuando en el segundo trimestre pagaron 80,8.

Al cierre de 2015 tenían Internet el 82,5% de los hogares españoles, y el 73,4% disponían de banda ancha fija y, entre estos, algo más de una cuarta parte contaban con fibra óptica. En los últimos seis meses del 2015, el porcentaje de hogares con banda ancha fija que dispone de fibra óptica aumentó el 30%.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine