Ashotel investiga si hay camareras de piso que sufren condiciones laborales abusivas

La patronal hotelera crea una comisión interna para analizar la situación de estas empleadas entre sus asociados

03.04.2016 | 02:00

La patronal tinerfeña hotelera anunció ayer que ha puesto en marcha una investigación para averiguar en qué condiciones trabajan las camareras de piso de los establecimientos de la provincia que tiene asociados. Para esclarecer si realmente se están produciendo abusos laborales contra estas empleadas, tal y como han denunciado en las últimas fechas no solo sindicatos, sino también responsables políticos, la Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro (Ashotel) acordó en su último consejo directivo crear una comisión interna de trabajo "cuyo objetivo es analizar la situación real de las camareras y camareros de piso en sus establecimientos asociados", aseguraron ayer los responsables de Ashotel en un comunicado de prensa.

Para clarificar si son ciertas las voces que hablan de "fuertes cargas de trabajo y ritmos muy intensos", así como de jornadas maratonianas para hacer un el mayor número de habitaciones posibles, sin el abono de las horas extra, la externalización del servicio –lo que ha implicado un descenso de los salarios– e incluso problemas de salud, Ashotel también ha decidido encargar a una consultora independiente "un estudio que permita, a través de encuestas anónimas, entre otras herramientas, tener un diagnóstico real de las condiciones laborales de este colectivo entre los miembros de la Asociación Hotelera y Extrahotelera tinerfeña.

la opinion de tenerife publicaba en sus ediciones del pasado 22 de enero las declaraciones del integrante de la Ejecutiva de la Federación de Servicios de CCOO-Canarias, Pedro Casanova, en las que aseguraba que las camareras de piso "limpian entre 19 y 20 habitaciones, y hasta 30 en el caso de apartamentos" en solo seis horas y media; el tiempo restante "tienen que dedicarlo a las zonas comunes".
Asimismo, el investigador Ernest Cañada denunciaba en el libro Las que limpian los hoteles. Historia oculta de precariedad laboral, las duras condiciones a las que se enfrentan estas empleadas.

No obstante, y a pesar de que a la patronal no le consta que se hayan presentado denuncias en la Inspección de Trabajo por estos incumplimientos del convenio colectivo de hostelería de la provincia de Santa Cruz, el presidente de Ashotel, Jorge Marichal, ya ha mostrado su preocupación ante tales afirmaciones. "Es una irresponsabilidad que haya dirigentes políticos que aseguren conocer casos concretos y no los denuncien", lamentó Marichal, quien aseguró que Ashotel se personará en las denuncias reales que se produzcan ante la Inspección de Trabajo.
El presidente de los hoteleros está convencido de que es "falsa" la imagen generalizada que algunos responsables políticos y sindicales trasladan a la opinión pública al aseverar que "la excepción la constituye el empresario que cumple".

El convenio de hostelería de la provincia de tinerfeña, firmado entre la patronal y los sindicatos, prohíbe la subcontratación del personal destinado al departamento de pisos, así como de restaurantes, bares, cocinas y recepción, con lo que las camareras y los camareros de piso forman parte de la plantilla propia de cada establecimiento.

Según estipula este marco normativo que regula muchos aspectos laborales de los trabajadores de la hostelería en Canarias (entre ellas los de los establecimientos hoteleros), las empresas con más de 31 trabajadores están obligadas a tener al menos al 60% de los empleados con contratos fijos, mientras que no más del 40% pueden ser eventuales, atendiendo a la propia estacionalidad del sector.
"Somos los primeros interesados en que nuestros empleados, que son en sí nuestras empresas, trabajen en buenas condiciones, porque de ello depende la satisfacción de nuestros clientes y que repitan el destino o lo recomienden", aseguró Marichal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine