Los puertos de Tenerife, en la mayor feria de cruceros del mundo

El sector generó 2.500 millones de euros en España en 2015 y abarca también industrias asociadas muy variadas, que van desde el aprovisionamiento hasta los astilleros

16.03.2016 | 14:04
Los puertos de Tenerife, en la mayor feria de cruceros del mundo

Puertos de España desplegó su "alfombra azul" en la mayor feria de turismo de cruceros del mundo, donde presenta un pabellón de más de 600 metros cuadrados en el que se muestran 21 terminales portuarias, entre ellas las de las dos capitales canarias, y empresas del sector que en 2015 generó al país 2.500 millones de euros.

La feria Seatrade Cruise Global reúne en Fort Lauderdale, a 45 kilómetros de Miami, a organismos y empresas de 93 países.

El pabellón institucional español, uno de los más grandes junto con los de Alemania e Italia, se inaugura hoy con una recepción en la que no faltarán la comida, la bebida y la música de España.

"Los puertos son el instrumento para convencer de lo maravillosa que es España, son la alfombra azul para entrar en España", dijo a Efe el presidente de Puertos de España, José Llorca, en una conversación telefónica desde Madrid.

Así mismo, destacó el papel importante que los puertos españoles, y en especial el de Las Palmas, en Canarias, pueden jugar en la incorporación de África al turismo de cruceros.

En el pabellón están representados los puertos de A Coruña, Alicante, Almería, Bahía de Algeciras, Bahía de Cádiz, Baleares, Barcelona, Bilbao, Cartagena, Ceuta, Ferrol, Huelva, Las Palmas, Málaga, Motril, S.C. Tenerife, Santander, Sevilla, Tarragona, Valencia, y Vigo.

Igualmente están presentes empresas relacionadas con la actividad crucerística como Bergé, BC Agency, Eulen, Pérez y Cía o Tubbo, y otras relacionadas con el sector de la alimentación como Mahou San Miguel, Enate o Freixenet.

Para Llorca, aparte de que los barcos y las infraestructuras portuarias sean buenas, lo importante en el turismo de cruceros es lo que hay en tierra y España tiene mucho que ofrecer, aunque es necesario renovar permanentemente y hacer más variada la oferta, pues el "crucerista suele ser repetidor".

Llorca resaltó la importancia de esta feria para un país que en turismo de cruceros es el segundo más importante de Europa, por detrás de Italia, y que cuenta con el cuarto puerto más importante del mundo para ese sector, el de Barcelona, situado detrás de Miami, Fort Lauderdale y Puerto Cañaveral, todos en Florida (EE.UU.).

En 2015 se logró la cifra récord de 8,4 millones de cruceristas en España, lo que significa un incremento de casi el 10 % respecto al año anterior.

Aunque se congratuló por esos resultados, Llorca dijo que hay que ser "sincero" y admitir que en parte ese aumento fue debido a que la inestabilidad en el Magreb y Oriente Medio hizo que las navieras recompusieran sus itinerarios y se volcarán en destinos alternativos en el Mediterráneo, como es España.

"El turismo huye de los puntos de conflicto", subrayó.

Al respecto Eva Miquel, directora de comunicación de Puertos de España, indicó que durante la feria del año pasado, que tuvo lugar en Miami, la noticia del ataque contra turistas en el Museo del Bardo de Túnez cayó como una bomba y allí mismo las navieras se pusieron a buscar alternativas y a cerrar escalas.

Según Llorca, los cruceros representan el 10 % del total del sector turístico en España y abarcan también industrias asociadas muy variadas, que van desde el aprovisionamiento hasta los astilleros.

El sector generó 2.500 millones de euros en 2015, de acuerdo con Llorca, quien destacó que uno de los objetivos de la presencia en esta feria es poner en valor los puertos españoles como destino de invierno, sobre todo los de Canarias y Andalucía.

Además se busca aumentar el número de "puertos home", los que son punto de partida y de llegada de cruceros como Barcelona, y desarrollar más el turismo de cruceros en la zona norte de España.

Llorca mencionó el caso de Bilbao, donde el turismo de cruceros ha crecido, no solo por el museo Guggenheim, dijo, sino porque cada vez hay más especialización con cruceros gastronómicos, enológicos, arqueológicos, de naturaleza etc..

Al respecto señaló que eso es lo que diferencia el turismo de cruceros de EE.UU. y el de Europa. En el primer caso prima el barco, que es un "mall", un "gran spa" y un lugar lúdico, mientras que en el segundo la oferta terrestre y lo cultural cuentan más.

En cuanto al Caribe, que tiene a Cuba como estrella en esta feria de Fort Lauderdale, Llorca opinó que hay lugar para cruceros más cercanos al estilo de los del Mediterráneo con una oferta terrestre y cultural variada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine