I+D+I

CEOE-Tenerife advierte de que el tamaño empresarial se ha reducido durante la crisis

03.03.2016 | 10:31

Los datos ofrecidos por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, relativos a las empresas inscritas en la Seguridad Social, muestran el impacto que ha tenido, sobre el tejido empresarial, la situación económica a lo largo de las diferentes fases de ciclo económico desde el inicio del siglo XXI. En este sentido y en la fase expansiva del ciclo (1999-2007), el número de empresas creció en 334.264, alcanzando un máximo de 1.405.938 empresas; durante la fase recesiva (2007-2013), las empresas inscritas en la Seguridad Social disminuyeron en 159.771.

Por el contrario, en la fase de recuperación (2013-2015), el número de empresas aumentó en 40.398, situándose a finales de 2015 en 1.286.565 empresas. Este crecimiento del tejido empresarial corresponde en un 70,12% a empresas de uno a nueve trabajadores; en un 25,54% a empresas de 10 a 49 trabajadores; en un 3,64% a empresas de 50 a 249 trabajadores; y en un 0,70% a empresas de más de 250 trabajadores y ya, entre 1999 y 2015, el saldo entre creación y destrucción de empresas ha sido positivo en 214.891.

Efectuando el análisis por tamaño, son las empresas más pequeñas (de uno a nueve trabajadores) el segmento preponderante con un 87,39% del total y el único cuya proporción ha aumentado desde 1999, cuando suponían el 85,50%. Esta evolución se debe, en parte, por la disminución del tamaño empresarial en el periodo de crisis.

En este sentido, entre 1999 y 2015, las empresas de 10 a 49 trabajadores han visto reducida su participación desde un 12,34% del total hasta un 10,66%, mientras que las de 50 a 249 trabajadores han pasado de un 1,83% hasta un 1,63%. Finalmente, el porcentaje de las empresas de más de 250 trabajadores se ha mantenido relativamente estable y representan un 0,32% del tejido empresarial actual, frente al 0,33% de 1999.

De acuerdo con los datos publicados por la Agencia Tributaria, el número de sociedades declarantes del Impuesto de Sociedades descendió ligeramente (-0,5%) en 2013, (últimos datos disponibles ya que el Impuesto sobre Sociedades correspondiente a 2014 y que se presentó en julio de 2015 todavía no ha sido incluido en la estadística).

La serie histórica muestra un aumento continuado de los declarantes hasta 2008, y desde entonces se ha estabilizado en 1,4 millones, aproximadamente. Lo que se aprecia desde el inicio de la crisis, es una paulatina pérdida de peso del número de declarantes calificado como grandes empresas a efectos tributarios (empresas con un volumen de operaciones en el ejercicio anterior superior a 6.010.121,04 euros), hasta situarse en el 1,6% observado en 2013.

Un análisis pormenorizado de los datos de 2013, indica cómo las empresas con beneficios siguen representando menos del 40% del total. Así mismo, de este 40% de empresas con beneficios, el 68% de ellas presenta bases imponibles positivas, frente al 32% que obtuvo bases imponibles negativas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine