Mauritania y Senegal ganan atractivo en el entorno isleño para los negocios

Un informe del Banco Mundial destaca que el 74% de las economías de África subsahariana llevó a cabo reformas para incrementar las inversiones

17.02.2016 | 11:11
Luis Padrón, Jaime García-Legaz, José Luis Bonet y Santiago Croci, ayer.

El 74% de las economías de África subsahariana mejoraron su clima de negocios entre 2014 y 2015, superadas sólo por los países de Europa, Asia Central y Asia meridional, que lo hicieron en un 92% y 75% respectivamente. El informe Doing Business para África 2016, elaborado por el Banco Mundial y presentado ayer en Madrid con el aval de la Cámara de Comercio de España, Casa África y las secretarías de Estado de Comercio y de Asuntos Exteriores, destaca en especial los pasos en firme dados por dos países del entorno de Canarias: Mauritania y Senegal. Estos, junto a Uganda, Kenia y Benín, están en el top five de los Estados que más avances han realizado para ganar atractivo inversor. Y es que, en conjunto implementaron el 30% de las reformas regulatorias llevadas a cabo en todo el mundo para facilitar los negocios.

Los mayores avances de los países del África subsahariana se produjeron en los procesos de apertura de empresas, obtención de crédito, registro de la propiedad e impuestos, que se han reducido significativamente desde el año 2005.

Santiago Croci, especialista senior en Desarrollo del Sector privado del Grupo de Indicadores Globales del Banco Mundial, explicó durante la presentación del informe que es especialmente relevante el caso de Mauritania, que en los años del estudio llevó a cabo reformas de calado para dejar atrás los puestos de cola y colocarse en la media de los países del entorno en la mejora del clima de inversión; Senegal, por su lado, lleva dos años seguidos destacando en la lista de los que más atractivo gana.

¿Qué han hecho? En los dos últimos años el gobierno de Nuakchot, por ejemplo, ha eliminado el requisito de capital mínimo para la apertura de empresas, creó una ventanilla única y eliminó la cuota para la obtención de un número de identificación fiscal; facilitó la obtención de créditos con la disminución del umbral mínimo y en el comercio transfronterizo eliminó la declaración de importación previa. Si en 2012 se tardaban casi 20 días en abrir una empresa y eran necesarios 9 procedimientos, ahora se tarda 8 y el papeleo se reduce a 6.

Senegal también redujo el requisito de capital mínimo; disminuyó el impuesto de transferencia de la propiedad y abarató el enganche a la red eléctrica.

El secretario de Estado de Comercio en funciones, Jaime García-Legaz, puso ayer de relieve que este área tiene un gran potencial, ya que en la última década se han llevado a cabo cambios estructurales, como en la apertura de mercados, clase política y funcionarial muy cualificada y mejoras en el indicador de gobernanza y clima regulatorio. Por todos estos factores, sostuvo que España y sus empresas "deben estar en África". Para el presidente de la Cámara de España, José Luis Bonet, África necesita la contribución de socios comerciales y de inversión y una mayor integración en las cadenas internacionales de valor. Anunció que las Cámaras realizarán este año 62 acciones de promoción en 25 países africanos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine