Empresas

La detención del presidente de Vitaldent sorprende a las 21 franquicias canarias

Hay 13 detenidos, en su mayoría altos directivos, acusados de delitos fiscales y económicos

17.02.2016 | 13:16
La detención del presidente de Vitaldent sorprende a las 21 franquicias canarias

En la operación se han incautado un avión y 36 vehículos de lujo

Los franquiciados, empleados y pacientes de las 21 clínicas dentales de Vitaldent en Canarias acogieron con sorpresa la detención del presidente de la compañía, Ernesto Colman, en el transcurso de la Operación Topolino. En total hay 13 detenidos, la mayoría altos directivos, acusados de blanqueo de capitales, falsedad documental, estafa y delitos contra la Hacienda Pública. La Policía Nacional de la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF) está llevando a cabo la operación, en la que ya se han incautado un avión y 36 vehículos de lujo y efectuado la entrada y registro de varios edificios, como las oficinas centrales de Vitaldent, donde se pretende recabar toda la documentación posible. Las denuncias de algunos clientes que estaban supuestamente siendo obligados a pagar en efectivo ante la Fiscalía Anticorrupción desencadenaron la investigación. Estas quejas se suman a las sospechas de que los franquiciados recibían presiones para que buena parte del canon de explotación de la marca se pagara en B a la matriz. para evitar afrontar sus obligaciones fiscales.

En Canarias, la cadena de clínicas dentales cuenta con 21 franquicias repartidas entre La Palma (1), Tenerife (10), Gran Canaria (8), Lanzarote (1) y Fuerteventura (1). Los centros de las Islas emplean a más de 200 trabajadores y ayer abrieron con "absoluta normalidad".

Pese a la normalidad con la que transcurrió la mañana de ayer, los dos franquiciados de la capital tinerfeña, creen que lo ocurrido es una "mala publicidad" para ellos.

El director de la clínica Vitaldent, ubicada en la Avenida Islas Canarias, José García, hizo hincapié en el concepto de franquiciado. Que implica compartir una misma marca y su explotación, pero recalcó que son Sociedades Limitadas diferentes.

Por tanto, las sucursales chicharreras están desvinculadas de la sede central ubicada en Madrid.García también apuntó que "los problemas jurídicos de Colman no afectarán a nuestros pacientes".

El contrato de franquicia estipula el canon que cada sucursal debe pagar a la franquiciadora. Cabe destacar que son las diferentes empresas las que deciden aceptar o no este contrato. A partir de aquí, los pacientes se tratan con las S.L. en cuestión y no con la central. "Quien se salta el contrato de franquicia va a ser sancionado y tiene la posibilidad de perder dicho contrato", aseguró García.

No obstante, el uso de la marca Vitaldent conlleva el empleo de determinados materiales autorizados por la sede principal de la empresa. El director confiesa que muchas clínicas dentales se convierten en franquicias de Vitaldent, ya que se benefician de la popularidad de la entidad.

Los pacientes están preocupados y con dudas puesto que vinculan lo ocurrido en Madrid con las franquicias.

Al mismo tiempo, la directora de la clínica Vitaldent, ubicada en la Rambla de Pulido, Cristina Burgos, señaló que no quiere que "se cree una alarma innecesaria con una información de la que no se sabe el fondo y que nos afecta de forma muy negativa".

Por otro lado, García se pronunció sobre diferentes informaciones publicadas a lo largo del día de ayer, en las que se ponía en cuestión la calidad de los materiales utilizados en las clínicas Vitaldent. "Nosotros no escatimamos en gastos con los materiales, es más, son los que están mejor considerados en el mercado", sentenció el director.

En este sentido, Burgos quiso dejar claro que si hay algo de lo que no se debe dudar, es de la calidad del servicio prestado en la clínica que dirige.

En España existen 350 sucursales de Vitaldent. Solamente la sitiada en la Avenida Islas Canarias cuenta con miles de historias de pacientes "de los que, entre el 50- 60% están siguiendo un tratamiento", apuntó José García.

Mientras, en la clínica de Rambla de Pulido, son mil los pacientes en tratamiento. En este aspecto, Cristina Burgos, indicó que los usuarios potenciales son los que más le preocupan, pues ya recibieron cancelaciones de citas. García, por su parte, añadió que "puede que el flujo de pacientes disminuya".

Naira Suárez, paciente de Vitaldent, declaró que no iba a dejar de acudir a la clínica "porque los doctores y profesionales no me han decepcionado". Y es que, tal y como asegura Cristina Burgos, "la gerencia y los profesionales de allí (Madrid), no son los de aquí, aunque compartamos la misma marca".

Aunque hay usuarios que no comparten la misma opinión, como es el caso de Aarón Rodríguez: "no volveré a Vitaldent porque no estoy conforme con la mala fama que se le está dando".

El mensaje que ambos directores de las sucursales santacruceras quisieron transmitir a los ciudadanos chicharreros, es que lo acontecido en Madrid "no afecta al funcionamiento de las clínicas porque somos independientes".

Además, incidieron en que ningún paciente de sendas sucursales se verá perjudicado. "Ante cualquier incertidumbre, no duden en llamar a sus respectivas clínicas", sentenció Cristina Burgos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine