La incertidumbre política frena el ritmo de crecimiento en las Islas al 2,6% en 2016

La CEOE alerta de que la confianza de los consumidores ha descendido un 8,3% tras las elecciones

13.02.2016 | 02:00

Las incertidumbre política que se vive en el país tras las elecciones generales celebradas el pasado mes de diciembre no aporta buenos datos para la economía canaria cuyo crecimiento para este año se calcula en torno a un 2,6% de su PIB, es decir, un 0,4% menos del índice con el que se cerró el pasado ejercicio. Y el escenario de unas nuevas elecciones, que se celebrarían antes del verano si no hay acuerdo para formar un nuevo Gobierno, arrastraría otras tres décimas a ese 2,6%, situando las expectativas para 2016 en torno a un 2,3%. Estas son parte de las conclusiones a las que llega la CEOE de Tenerife cuyo presidente, José Carlos Francisco, presentó ayer el informe de coyuntura económica del cuarto trimestre de 2015 y las previsiones para este año.

El presidente de los empresarios tinerfeños afirmó que los indicadores de confianza de empresarios y consumidores "tras muchos trimestres creciendo cambiaron de tendencia tras las elecciones". En concreto se refirió a la confianza de los consumidores, que cayó un 8,3% en el último trimestre del año.

Con ese 2,6% de crecimiento del PIB canario, señaló que se crearán unos 15.000 puestos de trabajo a tiempo completo, lo que suponen unos 10.000 afiliados menos a la Seguridad Social de los registrados en 2015. No obstante, resaltó que el turismo seguirá siendo el motor de la economía canaria mientras se suma también el sector de la construcción. La patronal tinerfeña calcula que el número de turistas extranjeros se estabilizará en cifras similares a las del año pasado, sin embargo, los nacionales crecerán en unos 100.000, es decir, un 6,3% más.

En los cálculos de la CEOE tinerfeña no se contemplan las caídas registradas en los mercados bursátiles desde el inicio del año. "Es una situación que nadie sabe si será coyuntural o no, pero si las caídas de los mercados financieros se mantienen podría reducirse aún más la confianza de los inversores y trasladarla a la economía real, a los consumidores". No obstante, confió en que "esto no ocurra y que estemos solo en un periodo de alta volatilidad, pero nadie puede afirmarlo".

José Carlos Francisco subrayó que 2015 "fue un año bueno para la economía" canaria, que cerró con un crecimiento del 3% y la creación de 50.000 puestos de trabajo, aunque los nuevos afiliados a la Seguridad Social ascendieron a 25.000 con contratos a tiempo completo.
Destacó que los indicadores de la demanda interna fueron buenos también con incrementos del 5% en el comercio, un 27% en la venta de vehículos y un 10,4% en el consumo de cemento. Este último dato se debe a una la reactivación del sector de la construcción que registró un aumento de trabajadores en el sector al crecer la obra pública en un 33% y los visados en un 14% a lo que hubo que sumar el aumento de la ocupación turística en un 1,86%.

Otro dato positivo fue la inflación negativa así como la reducción de la deuda privada y de las empresas en 1.300 millones situándola en 39.000 millones, por debajo del PIB.

"El balance de 2015 es positivo porque aunque no se ha logrado salir de la crisis, se ha logrado romper con unos indicadores económicos que ya no han ido a peor como en años anteriores", señaló José Carlos Francisco quien advirtió que aún no se puede hablar de salida de la crisis porque Canarias mantiene una tasa de paro "inaceptable" que ronda el 26%.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine