Los hoteleros piden cambiar el programa del Imserso para no perjudicar a las Islas

El presidente de Ashotel lamenta que los jubilados visiten el Archipiélago en plena temporada alta y se hayan tenido que suspender viajes por falta de plazas

08.02.2016 | 02:00

Camas llenas en invierno que obligan a dejar fuera a los jubilados que quieren disfrutar de sus vacaciones en la Isla y hoteles vacíos en pleno verano. Esta es la contradicción que los hoteleros tinerfeños quieren cambiar. Para ello, los empresarios piden modificar el programa del Imserso y así evitar que situaciones como la actual, en la que la UTE Mundiplan, el operador responsable de la organización y venta de viajes del Imserso, está teniendo que cancelar sus viajes a la Isla por falta de camas, no se produzca más. Para ello, el sector reclama que el programa se adapte a las particularidades del Archipiélago y propone que se modifiquen sus fechas y se mejoren sus precios.

Así lo explica el presidente de la Asociación de Hoteleros y Extrahoteleros de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro (Ashotel), Jorge Marichal, quien critica que los jubilados visiten las Islas en plena temporada alta. "Canarias no es Baleares ni la Península. No se puede firmar el mismo programa para las Islas que para el resto del país", apunta Marichal. El presidente de los hoteleros aclara que al resto del territorio nacional, cuando ahora es temporada baja, les beneficia la llegada de los turistas del Imserso, pero por el contrario, en las Islas, cuando los hoteles están llenos, "un visitante que llega por 21,60 euros al día con una pensión completa, nos perjudica".

Un cambio necesario

Por eso, Marichal espera que para el próximo concurso, dentro de año y medio, "las condiciones cambien". "Cuanto antes no sentemos a hablar, mejor. Tenemos derecho a participar en el proyecto, a que los jubilados disfruten de Canarias y a que los operadores y hoteleros se beneficien de él", añade el empresario. En este sentido, el presidente de Ashotel manifiesta que "ahora mismo como esta el programa, este perjudica al Archipiélago".

Ashotel propone que, en primer lugar, se cambien las fechas. "O por lo menos que se pueda extender hasta el mes de mayo y junio el periodo en que se desarrollan los viajes", señala Marichal. El hotelero detalla que así se podría cubrir el "valle" que se produce entre el final de la Semana Santa y el verano y "evitar la competencia directa con turismo de turoperación europeo".

Además, los empresarios tinerfeños plantean que se mejoren los precios o se reduzcan las prestaciones. "Recortar los servicios del programa, convirtiéndolo en un alojamiento y desayuno o alojamiento y media pensión permitiría la realización de consumos fuera del establecimiento y la generación de un mayor impacto en la economía local", señala el presidente de Ashotel.

El problema con la falta de camas vacías en las Islas está desviado los viajes del Imserso hacía otros destinos como Baleares. Según explica Marichal, el origen de esta situación se encuentra en el retraso de la resolución del concurso para el reparto de los lotes del Imserso para las temporadas 2015/2016 y 2016/2017. "Durante este concurso una de las dos UTES ?(Mundosenior y Mundiplan) que concurría a la licitación no se sintió cómoda y esto produjo retrasos", detalla el presidente de la patronal hotelera.

Los turistas procedentes del Imserso tenían que haber empezado a aterrizar en la Isla entre septiembre y octubre, sin embargo, la fecha de llegada se demoró hasta diciembre. "Para colmo, los hoteleros no sabía cuanto tiempo se iba a retrasar el inicio de los viajes de los jubilados", critica Marichal.

Bonanza

Según sostiene el empresario, los hoteleros isleños intentaron entonces "salvar sus negocios con otros mercados para evitar la ruina".
"Con la actual situación de bonanza turística que atraviesa Canarias y la constante demanda de camas por parte de los turoperadores, los hoteles no podían esperar de forma indefinida a que el Ministerio resolviera y adjudicara el concurso, mientras veían pasar los días y los turistas del Imserso no llegaban", añade el dirigente de Ashotel.

Muchos empresarios se iban a ver con las habitaciones vacías, por lo que ante tal incertidumbre se vieron obligados a renegociar con otros turoperadores la llegada de turistas de otros mercados emisores. "Gracias a que los hoteleros se espabilaron no han tenido grandes perdidas mientras que aquellos que no lo hicieron si que han sufrido importantes perjuicios", destaca el presidente de la patronal.

Según datos de Mundiplan –el grupo al que le fue adjudicado el lote de viajes a los dos archipiélagos– recogidos por Hosteltur, unos 300 clientes han tenido que renunciar a sus estancias en Canarias debido a la falta de camas disponibles, en tanto que otros 2.000 ya se encuentran de vacaciones en las Islas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine