Un 56,4% de las empresas canarias perdidas durante la crisis no se han recuperado

En el archipiélago se han destruido un total de 7.557 empresas, una caída del 5,38% con respecto a nivel nacional

01.02.2016 | 16:12

La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) ha alertado este lunes de que en Canarias faltan por recuperarse el 56,4 por ciento de las empresas perdidas durante la crisis, cifra que crece hasta el 73,1% en la media del Estado.

La CEOE, en un comunicado, ha detallado que el número total de empresas activas en España a 1 de enero de 2015 fue de 3.186.878, de las cuales en Canarias la cifra se sitúa en 132.857.

Respecto a la evolución del número de empresas desde el comienzo de la crisis en el año 2007, en Canarias se han destruido 7.557 empresas, lo que en términos relativos se traduce en una caída del 5,38%, caída superior a lo ocurrido a nivel nacional, con la pérdida de 149.779 empresas, un -4,49%.

En relación al año 2014, tanto en el conjunto del Estado como en Canarias, la cifra en la evolución del número de empresas se torna positiva desde el comienzo de la crisis.

En el primer caso se crean, en tan sólo un año, 40.308 empresas y en Canarias 3.291 empresas.

Las cifras anteriores, en términos relativos, muestran, según la CEOE, como el dinamismo empresarial en Canarias ha sido superior al del Estado en el último año, con un 2,56% frente al 1,29%.

La fotografía del tejido empresarial se mantiene, con un predominio de las personas físicas, que si bien desde el año 2007 se perdieron 226.074 y 9.362, Estado y Canarias respectivamente, en el último año se han recuperado 52.209 a nivel nacional y 2.951 en las islas, lo que se traduce que en Canarias se han recuperado el 31,5% de las empresas perdidas, con dicha condición jurídica, durante la crisis y en el Estado el 23,1%.

Respecto a la estructura del tejido empresarial según el número de asalariados con los que cuentan las empresas, la CEOE destaca que hay mayor presencia de aquellas que no cuentan con asalariados, un 55,04% a nivel nacional y un 54,91% en el archipiélago, seguido de las que tienen entre 1 o 2 asalariados, con un 28,23% y 26,63%, Estado y Canarias respectivamente.

Si se compara con el año de comienzo de la crisis, se observa como la pérdida de empresas se ha producido en todos las categorías clasificadas por número de asalariados excepto en aquellas que no tienen o en las que tienen 5.000 o más, y esto ocurre tanto para Canarias como para el conjunto del Estado.

En cuanto a la distribución sectorial de las empresas en el archipiélago de las 132.857 empresas, el 60,78% pertenecen a la clasificación resto de servicios, el 24,73% al sector comercio, el 10,71% a la construcción y el 3,77% a la industria.

Las proporciones son similares a nivel nacional, aunque por debajo de Canarias en el segmento del resto de servicios, con un 57,08% y el del comercio con un 23,97%.

Las empresas que más han sufrido una caída son las del sector Industrial con un -18,97% en el Estado, llegando al -21,62% en las Islas, seguido por la Construcción con un -16,90% y -21,45%, Estado y Canarias respectivamente.

Para la CEOE estos datos hacen evidente la necesidad de facilitar e impulsar de manera complementaria a través de medidas suficientemente dotadas la actividad económica en el archipiélago, destinadas tanto a los sectores tradicionales como emergentes.

En este sentido, continúa, resulta primordial contar con el compromiso de efectuar una reforma del sistema de financiación autonómico que tenga en cuenta las particularidades de las islas y permita una reducción paulatina de la fiscalidad específica de Canarias, así como apostar por un presupuesto orientado a la inversión pública productiva, que a su vez facilite la creación de empleo y que garanticen el estado del bienestar.

Estas medidas deben venir acompañadas de la eliminación de gasto público improductivo y la recuperación de la inversión pública, unos incentivos transversales y sectoriales consensuados con los agentes económicos más representativos de Canarias.

La CEOE pide la lucha contra la economía sumergida para aflorar empleo y cotizaciones, una mayor política de emprendimiento que ayude a recuperar el tejido empresarial perdido durante la crisis y una profundización en la reforma laboral que aligere los costes de contratación y permitan una contratación más estable vinculada a la productividad y al progreso de Canarias.

Todo esto bajo el paraguas de la aprobación "urgente" de una mejor financiación autonómica que posibilite incrementar las partidas presupuestarias necesarias, y los aspectos económicos del REF, que, para la CEOE siguen siendo un mero enunciado de intenciones que debería redactarse, aprobarse, y dotar presupuestariamente lo antes posible.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine