La confianza empresarial retrocede en Canarias

Las cámaras de comercio de las islas atribuyen esta caída a la incertidumbre política generada por la falta de gobierno en España

26.01.2016 | 10:08

El indicador de confianza empresarial canario ha caído moderadamente en el primer trimestre del año en relación a los últimos tres meses de 2015, una situación que las cámaras de comercio de las islas atribuyen a la incertidumbre política generada por la falta de gobierno en España.

"La confianza empresarial está a la baja debido a la incertidumbre política", que lleva a que se paralicen las decisiones de inversión y contratación, y por eso se necesita un gobierno fuerte y estable, según interpretan las cámaras de comercio canarias, si bien en la encuesta no se pregunta a los empresarios por esas cuestiones.

La encuesta, en la que se pregunta por sus resultados y perspectivas a casi mil empresarios canarios, indica que el nivel de confianza baja en el primer trimestre de 2016 un 1,4%, frente a la caída media nacional del 1,3%, lo que contrasta con los resultados de enero de 2014 y 2015, cuando la confianza subía.

Aunque la caída es moderada, supone un freno al avance registrado en el anterior estudio de octubre de 2015, en el que Canarias avanzó un 4,2% y lideraba la clasificación nacional.

Dado que los datos económicos siguen siendo positivos, la única explicación para este retroceso en la confianza es la incertidumbre política, según consideraron en rueda de prensa Vicente Dorta, director de la Cámara de Santa Cruz de Tenerife; Pilar Alcaide, directora de la de Gran Canaria; Sonia Camino, secretaria general de la de Fuerteventura; y Bernardino Jiménez, secretario general de la de Lanzarote.

Por eso apelaron a la responsabilidad de los representantes políticos para que se constituya cuanto antes un gobierno fuerte y estable que ponga fin a una incertidumbre que favorece la paralización de decisiones de inversión y contratación de las empresas.

En cuanto a la encuesta, los empresarios declaran en su mayoría que sus resultados se mantuvieron estables en el último trimestre de 2015, aunque bajan sus expectativas para el futuro ligeramente después de tres trimestres consecutivos al alza.

Por sectores, todos salvo el de la construcción y el denominado otros servicios registran retrocesos en su nivel de confianza, sobre todo el de comercio, que retrocede un 3,7%, aunque, dado que los datos no están desestacionalizados, se refleja en parte el final de la campaña navideña.

En el caso del transporte y la hostelería, la confianza empresarial retrocede un 2,8% y la industria cae un 1,9 por ciento.

Por islas, solamente los empresarios de Gran Canaria y La Gomera muestran expectativas mejores a las de hace tres meses, con incrementos en el indicador de confianza empresarial del 1,4% y del 4,2%, respectivamente.

En cambio, la confianza empresarial cae un 11% en El Hierro, un 5% en La Palma, un 3,7% en Lanzarote, un 3,5% en Fuerteventura y un 0,3% en Tenerife.

Para los empresarios los factores que están limitando su actividad siguen siendo, por orden de importancia, la debilidad de la demanda, el aumento de la competencia, las dificultades financieras, la escasez de mano de obra y la insuficiencia de equipamiento.

Sin embargo, la debilidad de la demanda, aunque sigue siendo el factor limitativo más importante, pierde cada trimestre más relevancia entre las preocupaciones empresariales desde 2013.

En enero de 2013, el 85% de los encuestados citaba ese factor como limitador de su actividad, un porcentaje que ha caído hasta el 62% actual.

También cae la preocupación por las dificultades de financiación, que han pasado de afectar al 57% de los encuestados hasta el 33% en tres años.

En cambio, sube la preocupación de los empresarios por el aumento de la competencia, que en enero de 2013 preocupaba al 39 por ciento y ahora ya afecta al 50%.

También limita cada vez más la actividad empresarial la escasez de mano de obra cualificada, que hace tres años era un problema para el 8,5% y ahora lo es para el 13%.

Esto es una muestra de la debilidad del sistema educativo canario, porque la oferta formativa no conecta con las necesidades del mercado, sobre todo en formación profesional, según las cámaras de comercio, lo que lleva a que, pese a que existe un 25% de desempleo, sigue llegando mano de obra cualificada a las islas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine