Empresas

Altadis cierra su última fábrica en España de cigarrillos

Pone en marcha un plan de reestructuración que afectará a 471 empleados en su fábrica de La Rioja

19.01.2016 | 11:56

Altadis cesará la actividad de la fábrica de cigarrillos rubios y negros de La Rioja el próximo 30 de junio de este año tras poner en marcha un plan de reestructuración que afectará inicialmente a 471 empleados, según ha anunciado la tabaquera.

Dicho plan, que afectará al 46% del total de la plantilla de Altadis, integrada por 1.021 empleados, se aplicará en las áreas de Finanzas y Ventas y de Producción.

El objetivo del plan, que ha sido anunciado este martes a los representantes de los trabajadores, es evitar la pérdida de eficiencia y competitividad de la compañía ante la compleja situación que atraviesa el mercado del tabaco en España y en otros mercados. En España, concretamente, ha sufrido una caída de ventas en volúmenes de cigarrillos de más del 45% en los cinco últimos años.

La tabaquera ha achacado este descenso, fundamentalmente, a la influencia de dos factores que se han agravado en ese período: la presión regulatoria sobre el tabaco y el considerable aumento del comercio ilícito, provocado en gran medida por la situación de crisis económica y cuyo índice se estima actualmente en el 10,6% de las ventas legales.

Ante esta situación, en los últimos 16 años, la compañía ha cerrado un total de 12 fábricas en España, incluyendo la anunciada este martes, lo que ha supuesto la salida de unos 6.000 trabajadores.

Altadis, propiedad de la británica Imperial Tobacco, propondrá a 180 de los 471 trabajadores afectados que se acojan a la prejubilación e impulsará un programa de reindustrialización que permita recolocar trabajadores excedentes de la fábrica.

El presidente de Altadis, Juan Arrizabalaga, ha subrayado que "no se trata de una decisión cómoda y agradable", pero la compañía se ha visto en la necesidad de adoptarla ante la difícil situación que atraviesa el sector.

"Ahora, nuestro objetivo prioritario es ofrecer a todos los trabajadores afectados la mejor solución posible. Altadis siempre ha utilizado la vía del diálogo con los representantes de los trabajadores, lo que ha permitido aplicar distintas iniciativas de ayudas sociales que han contribuido a reducir el impacto de los distintos procesos de reestructuración acometidos en el pasado, y es lo que queremos hacer de nuevo con el acuerdo de los sindicatos", ha señalado.

En concreto, la dirección de la empresa ha propuesto este martes a los representantes de los trabajadores la aplicación de la cláusula de garantía del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) aprobado por el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales en marzo del año 2009. Ello permitiría que del total de trabajadores afectados por el necesario cese de actividad de la fábrica, 180 pudieran acogerse a la prejubilación.

Asimismo, la compañía propondrá la "mejor solución posible" a los 291 trabajadores fijos restantes, incluida la baja incentivada con una indemnización superior a la legalmente establecida para despidos por causas objetivas y ofrecerá a personal excedente de la fábrica la posibilidad de encontrar trabajo a través de la puesta en marcha de un programa de recolocación externa y medidas sociales de acompañamiento en La Rioja que se encargará a empresas especializadas, además de las opciones de recolocación interna que pudieran identificarse conjuntamente con la representación de los trabajadores.

Descenso del 42,4% en el nivel de producción

La pretensión de la empresa es que la fábrica de cigarrillos rubios y negros de La Rioja, que cuenta con 471 trabajadores, cese su actividad el 30 de junio de este año.

En este caso, a la importante caída de los volúmenes de ventas de cigarrillos en España se añade también la bajada de las cifras de exportación a diversos destinos de Oriente Medio provocada por la situación bélica de la zona, principalmente en Irak y Siria.

Ambas circunstancias han provocado un descenso del 42,4% en el nivel de producción de la fábrica durante los últimos cinco años, que ha ocasionado que se esté utilizando en estos momentos menos de la mitad de su capacidad de fabricación y que, por tanto, su actual volumen deba ser asumido por otra fábrica del Grupo Imperial Tobacco.

En abril del año 2014, el grupo anunció también el cese de actividad de las fábricas de Nantes, en Francia, y Nottingham, en Reino Unido, motivado también por un importante exceso en la capacidad de producción.

En el caso de las áreas de Finanzas y de Ventas, tanto la caída del volumen de ventas como la consiguiente puesta en marcha de un nuevo modelo operativo podrían implicar un número de posiciones excedentes todavía por determinar, lo que se estará en condiciones de concretar en el trascurso de los próximos meses.

En ese momento, la intención de la empresa sería resolver esta situación exclusivamente con prejubilaciones, por lo que se propondrá a la representación sindical fijar un número máximo de éstas, que se utilizará o no en función de las necesidades.

La compañía ha subrayado que los trabajadores y sus representantes sindicales han sido ya debidamente informados de la intención de la firma de activar el plan de reestructuración.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine