Gorona del Viento ahorrará 40.000 barriles de petróleo al año a El Hierro

La central hidroeólica recortará 81,45 millones de euros de gasto energético en los próximos 20 años

22.06.2014 | 01:11

La central hidroeólica de Gorona del Viento, que se inaugura el próximo viernes, supondrá a El Hierro un ahorro de 40.000 barriles de petróleo anuales, según datos aportados por el consejero delegado de la sociedad, Juan Manuel Quintero. Traducido a euros y según cálculos de la extinta Comisión Nacional de la Energía (CNE) "la compensación para producir energía en El Hierro ahorrará 81,45 millones de euros en veinte años".

No de forma lineal, porque Gorona alcanzará su umbral de rendimiento máximo de forma progresiva, al año ese recorte del gasto energético de la Isla rondará los cuatro millones de euros.

La mejor noticia es que en esos primeros veinte años se habrá cubierto prácticamente el total de la inversión, que ha sido de 82 millones de euros. Para mejor entender, la central hidroeólica herreña no es una carretera en la que se realiza una inversión cuya amortización se mide en función del uso de los ciudadanos. Va más allá. Con los 11,3 megavatios de potencia instalada que posee, cubre sobradamente la demanda energética de la Isla y, al alimentarse del viento, bien natural de coste cero, en lugar de petróleo, que se paga al precio que marcan los mercados internacionales, devuelve billete sobre billete el coste total que ha supuesto.

"Está todo listo", afirmó Juan Manuel Quintero y realizadas las "pruebas en frío" para garantizar la estabilidad del sistema eléctrico herreño en el momento en que entre en funcionamiento, dentro de cinco días.

El ingenio está compuesto por cinco aerogeneradores situados en la zona de Montaña Rivera, municipio de Valverde. La energía captada por esos molinos se enviará a una subestación de Endesa situada cerca de la central térmica de Llanos Blancos. De ahí, pasará a la red para que los ciudadanos y empresas de la Isla puedan satisfacer sus necesidades de energía eléctrica. Sin embargo, en el sistema solo puede existir la cantidad exacta de megavatios hora que se demanda en cada momento. De lo contrario, se produciría un colapso que apagaría la Isla.

¿Qué hacer si, en el caso improbable en una isla que tiene como símbolo un árbol como la sabina, el viento cesa y se produce una calma prolongada? ¿Y si a eso se une que escasea el agua en el vaso superior ante la falta de energía que la impulse desde abajo? Solo en esos casos entraría en juego la tecnología de respaldo. Es decir, volvería a quemarse diésel en la central térmica de Llanos Blancos para garantizar el suministro eléctrico. "No podemos condenar al desuso esa central en la que se ha invertido dinero. Tendrá su tiempo de vida útil y lo aprovecharemos", señaló Quintero.

De los 82 millones de euros que ha costado poder hacer realidad el proyecto, el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, a través del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), ha aportado 35 millones. El resto ha sido asumido de forma proporcional por los tres socios que integran Gorona del Viento: Cabildo de El Hierro (60%), Endesa (30%) y Gobierno autónomo, mediante el Instituto Tecnológico de Canarias (10%).

La central hidroeólica pone en el mapa energético mundial a la más occidental de las islas del Archipiélago, que se convertirá en la primera del mundo en alcanzar la meta de ser cien por cien sostenible.

Esa característica conforma unas fortalezas intangibles que también deben redundar en mayores beneficios. Por ejemplo, el Cabildol herreño prevé que la atención captada por la Isla tras la consecución de este hito creará un nicho de mercado turístico medioambiental y tecnológico que querrá conocer en primera persona el lugar del mundo que no necesita energías contaminantes. Del mismo modo, la experiencia –el know how– podrá exportarse a otros lugares del mundo.

Pero Gorona va más allá de poner a disposición de los ciudadanos la energía demandada. También va a cubrir las necesidades de agua desalada de toda la Isla, porque la propia fuerza del viento va a destinarse a permitir el uso doméstico del agua del mar. "Hay islas en el Caribe y el Pacífico donde el agua llega por barco, imaginemos lo que un proyecto como este puede significar", señaló el presidente de Gorona del Viento y del Cabildo de El Hierro, Alpidio Armas. Según él mismo confirmó, en muchos de los congresos en los que se ha presentado el proyecto "se valoró más este aspecto".

"La central ya no es solo un modelo energético, sino un modelo de vida, porque si tenemos energía, tenemos agua", afirmó el consejero delegado de la sociedad de capital mixto. En todo el mundo son 600 millones de personas las que viven en islas.

¿Por qué en El Hierro?

La elección de El Hierro no es casual. La isla es Reserva Mundial de la Biosfera desde el año 2000, tiene un tamaño reducido –278 kilómetros cuadrados– y sus habitantes no llegan a 11.000. Un lugar ideal para experimentar e innovar. Además, gana los 1.500 metros de altitud en un muy corto espacio de terreno y sus condiciones de viento son envidiables.

Gorona evitará la emisión a la atmósfera de 18.700 toneladas anuales de dióxido de carbono, principal agente en la creación del efecto invernadero, cien toneladas de dióxido de azufre, también por cada año, y otas 400 toneladas anuales de óxidos de nitrógeno. El Hierro será más limpia y ecológica.

Enlaces recomendados: Premios Cine