El Gobierno regional estudia incluir la casa vacacional en el decreto de actividad turística

La asociación que representa al colectivo propone cambios en varios de los artículos de la norma para regularizar su situación

16.06.2014 | 23:17

El Gobierno regional está estudiando si es posible modificar el decreto 142/2010 sobre el reglamento de la actividad turística de alojamiento para incluir la vivienda vacacional en él, tal y como le ha solicitado la Asociación Canaria del Alquiler Vacacional (Ascav) tras las multas que los propietarios de este tipo de alojamiento están soportando por haber quedado al margen de la ley.

En la propuesta que este colectivo ha hecho llegar al Ejecutivo se incluye la definición de la vivienda vacacional, que quedaría de la siguiente manera en caso de aprobarlo: establecimiento extrahotelero dotado de equipamiento e instalaciones necesarias para la conservación, manipulación y consumo de alimentos, y que es cedida por su propietario, directa o indirectamente a terceros, de forma reiterada y a cambio de contraprestación económica, para una estancia temporal (días, semanas o meses), en condiciones de inmediata disponibilidad; cualquiera que sea la tipología del suelo en la que se encuentren.

En cuanto a la vivienda vacacional por habitaciones, serían aquellas que ofrecen el alojamiento por habitaciones, pudiendo el titular vivir en ella. En este supuesto, los alojamientos podría usar la denominación Bed & Breakfast.

Ambos tipos de alojamiento quedarían incluidos en la modalidad extrahotelera y tendrían una única categoría, lo mismo que las villas, las casas emblemáticas y las casas rurales.

Además, los propietarios de viviendas vacacionales deberán presentar una declaración ante el cabildo insular correspondiente mediante la cual se comprometerán a cumplir con los requisitos que se determinan en el decreto 142/2010. Dicha declaración deberá incluir los datos referidos a la persona titular y al establecimiento en cuanto a ubicación y capacidad. Una vez entregada esta declaración, el cabildo entregará las hojas de reclamaciones, el libro de inspección y el cartel anunciador de la misma.

En la propuesta de modificación del decreto se incluye otras disposiciones que determinan que las viviendas vacacionales deben cumplir las condiciones técnicas y de calidad exigibles a cualquier vivienda y que deberán estar inscritas de oficio en el Registro de Turismo.

En cuanto a las obligaciones de los titulares de viviendas vacacionales, en la propuesta se especifica que deberán encargarse del buen funcionamiento de todas las instalaciones y del buen trato con los usuarios turísticos; velar por el cumplimiento, en su caso, de las normas de régimen interior de los inmuebles en los que se encuentren las viviendas vacacionales; controlar las entradas y salidas de las personas usuarias, incluyendo la remisión a la Dirección General de la Policía la información relativa a la estancia de las personas que se alojan; y facilitar a los usuarios turísticos un servicio de atención permanente durante su estancia, indicando un número de teléfono o correo electrónico al que puedan dirigirse. Asimismo, los propietarios de viviendas vacacionales podrán ceder la gestión de la misma a terceros intermediarios. En este caso, las responsabilidades entre ellos se pactarán libremente por las partes.

Enlaces recomendados: Premios Cine