Fomento privatiza el 49% de AENA e ignora las peticiones de Canarias

El 28% del capital de la empresa irá a Bolsa y el 21% restante se licitará a inversores privados

14.06.2014 | 00:29

El Gobierno dio ayer luz verde a la privatización de AENA Aeropuertos, tras cuatro años en los que la crisis había paralizado la operación, nacida durante el Gobierno de Rodríguez Zapatero. Con esta decisión, el Consejo de Ministros reabre un nuevo frente con Canarias. El Gobierno regional ha manifestado en repetidas ocasiones su oposición a la medida por considerar que golpea en la línea de flotación de la economía y del modo de vida de los canarios. El presidente Paulino Rivero le recordó ayer a la ministra Ana Pastor en conversación telefónica que los aeropuertos son una "pilar básico" y un "servicio imprescindible" para las Islas.

La medida aprobada por el Consejo de Ministros supone la venta del 49% del capital de AENA Aeropuertos, ente gestor de los 46 aeródromos de la red nacional, entre ellos los ocho del Archipiélago. La operación prevé que el 28% de la parte a colocar en manos privadas se haga a través de una Oferta Pública de Venta (OPV), mientras que el 21% restante se licitará para un núcleo estable de accionistas seleccionados mediante un proceso de concurrencia. Con todo ello, el Estado mantendrá la mayoría del capital de AENA Aeropuertos con un 51% más cuando la entidad empezó el pasado año a generar beneficios después de tres años de recortes de costes y deuda.

Hoy por hoy el 100% del ente tiene un valor estimado de 16.000 millones. Con ello, el 49% que estará en manos de inversores privados rondará los 7.840 millones, mientras que el porcentaje que saldrá a bolsa ascenderá a 4.480 millones de euros, según señalan a Efe fuentes del sector.

Con esta capitalización bursátil, el valor estimado de AENA en bolsa será uno de los más significativos del Ibex 35, llegando incluso a superar al que contabilizan actualmente doce empresas del principal selectivo de la bolsa española, entre ellas grupos como FCC, Sacyr, Técnicas Reunidas, Ebro, Viscofán, Gamesa o Día. Además, protagonizará una mayores OPV de la historia de España.

Para articular este proceso, el Ejecutivo prevé publicar en julio el nuevo marco regulatorio del sector aeroportuario para comenzar a seleccionar a los inversores de referencia a lo largo de septiembre.

Para ello, el Gobierno aprobará, cada cinco años, un marco regulatorio (DORA) que establecerá los niveles de calidad de servicio, los estándares de capacidad de los aeropuertos, las condiciones mínimas de servicio y de inversiones y el marco tarifario (las tasas aeroportuarias estarán congeladas en 2015). Así, y una vez que se registre el folleto en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) –previsiblemente en octubre–, la sociedad estatal fijará el precio máximo para los inversores cualificados y minoristas en el mes de noviembre, cuando se iniciará la cotización.

Reformas
"El objetivo de la reforma es mejorar la calidad del servicio del transporte que se da en España a todos los ciudadanos", explicó la ministra Ana Pastor en la rueda de prensa posterior al Consejo. La titular de Fomento subrayó que con esta medida –fijada inicialmente en el programa de Gobierno de Mariano Rajoy para el ejercicio 2013– se garantiza el modelo en red de AENA Aeropuertos y la movilidad de los ciudadanos en todo el territorio nacional, al tiempo que se da cumplimiento al Programa Nacional de Reformas.

Con todo, el plan privatizador no es un novedad. La creación en julio de 2011 de la sociedad mercantil de AENA Aeropuertos ponía las bases del acceso de capital privado en la gestora aeroportuaria. Con el objetivo de reducir el déficit público el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ideó en su segundo mandato un plan que incluía tanto la privatización de la gestión de los aeropuertos como la salida a Bolsa de Loterías y la venta, a través de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), de las acciones estatales de Ebro Puleva, IAG y Red Eléctrica (REE). El escaso interés de los inversores frustró el plan.

Desde su formulación, sin embargo, la medida ha contado con la oposición de Canarias. "Sabe que en Canarias estamos radicalmente en contra porque afecta a nuestra economía y forma de vida", le recordó ayer Rivero a Ana Pastor en una conversación telefónica que mantuvieron después del Consejo de Ministros.

Canarias, más allá de los ingresos que pueda reportar para el Estado, considera que con la venta se pone en peligro el interés general y por lo tanto la condición de servicio público esencial de los aeropuertos para las Islas. En ese sentido, no han sido pocas las ocasiones en las que Rivero ha advertido que el Ejecutivo regional utilizará todos los instrumentos políticos y jurídicos a su alcance para impedir que los mercados pongan en peligro un "servicio vital" para el Archipiélago.

El presidente de Canarias volvió ayer dejar de manifiesto su oposición y negó que, en contra de lo que considera Pastor, la privatización vaya a beneficiar al turismo. Para Rivero la mejor forma de ayudar al sector es reduciendo las tasas y "no llevando a cabo la privatización de servicios, porque terminará afectando a la economía", señaló en Fuerteventura.

Enlaces recomendados: Premios Cine