Transporte

¿Cuándo es ilegal recurrir a coches compartidos?

Los viajes en coche particular en los que se reparten gastos no necesitan licencia para operar

11.06.2014 | 15:57

El Ministerio de Fomento ha advertido a los usuarios de servicios de coches compartidos que no cuentan con la correspondiente autorización de transporte para operar que pueden ser multados con entre 401 y 600 euros. Además, a última hora, ha advertido que no multará a servicios como 'Blablacar' o Uber'.

El comunicado decía que serán multadas las personas y las empresas que realicen transportes de viajeros por cuenta ajena en vehículos de turismo mediante retribución económica, que tienen que estar autorizados para ello por la Administración.

Ante este comunicado, las dudas sobre las plataformas o empresas que la población puede usar sin ser multada han aumentado en las últimas horas. Por eso, te lo explicamos:

¿Qué son las plataformas o empresas de coches compartidos?

Las plataformas de coches compartidos son redes de comunicación por Internet con las que personas que necesitan viajar de un lugar a otro lo pueden hacer contactando con un usuario de la misma plataforma que disponga de un vehículo. Una de las ventajas que más usan las plataformas en su favor es la notable disminución de emisiones de CO2

El conductor pone las condiciones, que se limitan al precio, la hora y el lugar desde el que comienza el viaje y el punto exacto del destino. Unas tienen ánimo de lucro y otras simplemente actúan de manera que a todos los usuarios del viaje les cuesta lo mismo (o casi lo mismo).

Las primeras (con ánimo de lucro) suelen hacer viajes dentro de las ciudades a modo de taxi, por ello los taxistas ya se han movilizado en contra de estas plataformas en cada ciudad en que éstas operan.

Respecto a las que no tienen el objetivo de lucrarse, suelen viajar de una ciudad a otra, es decir, se trata de viajes largos en que los usuarios conversan y pactan el precio del viaje a partes iguales. Son empresas como 'Blablacar', que compite con 'Amovens' o 'Carpooling' entre otros.

¿Cuáles se supone que son "legales"?

Esta mañana Fomento ha aclarado que los viajes compartidos en coche particular en los que se repartan gastos no necesitan licencia para operar.

En esta aclaración, el Ministerio afirma, sin nombrar ninguna empresa, que el comunicado va dirigido a plataformas en cuya red de comunicación unen a conductores y a pasajeros y que están causando un fuerte revuelo en toda Europa, porque en ese negocio sí media retribución económica con lucro.

Pues bien, este aviso no afectaría a plataformas como 'Blablacar', cuyos usuarios no profesionales disponen de un coche que comparten con otros usuarios para gastos de viaje. Estas plataformas no tienen ánimo de lucro.

Esta misma empresa ha tranquilizado a sus usuarios afirmando que "solo comparten gastos de viaje" y que ni sus usuarios ni la propia plataforma "se dedican al transporte de viajeros por cuenta ajena". Además, ninguno de ellos "contrata servicios de transportistas no autorizados".

Además, "hay que distinguir entre servicios públicos profesionales y un servicio privado, esa es la clave, y eso es lo que han de comprobar los servicios de inspección", ha indicado Fomento.

Enlaces recomendados: Premios Cine