Contabilidad Nacional

El déficit del Estado alcanza el 4,38% del PIB hasta julio

Ha superado el límite fijado anual, de 3,8%, aunque lo normal es que suba a mitad de año y se contenga al final

30.08.2013 | 15:47

El Estado registró un déficit de 45.133 millones de euros en los siete primeros meses del año en términos de Contabilidad Nacional, el 4,38% del PIB, según los datos publicados este viernes por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.

De esta forma, el Gobierno ha superado ya el límite fijado para todo el año (3,8%), aunque es normal que el saldo negativo de la Administración Central suba a mitad de año y se contenga en los últimos meses del ejercicio.

La cifra supone un descenso del 3,2% en comparación con el mismo periodo del año pasado, pero un incremento del 12,8% si se compara con la cifra registrada hasta junio, que rondó los 40.000 millones.

El resultado del déficit registrado hasta julio se debe a unos ingresos que alcanzaron los 60.685 millones de euros (+13,6%) y unos gastos de 105.818 millones de euros, un 5,7% más.

En términos de caja, que computa los ingresos y gastos cuando realmente se producen, el déficit del Estado se situó en 35.774 millones de euros, el 3,47% del PIB.

Los ingresos totales no financieros del Estado hasta julio ascendieron a 107.957 millones de euros, un 3,1% menos que en igual periodo del año anterior, mientras que los pagos no financieros se situaron en 103.482 millones, un 4,4% más.

Por su parte, los ingresos directos y cotizaciones sociales alcanzaron los 50.304 millones, lo que representa un descenso del 5,9%. Dentro de esta partida, destaca la recaudación por el IRPF, que se situó en 43.605 millones y cayó un 3,1%, aunque, en términos homogéneos (corregido el diferente ritmo de las devoluciones) bajó un 2%.

Según Hacienda, los ingresos de IRPF recogen la totalidad de los ingresos de la Campaña de la Renta, que registraron un crecimiento del 10,5%, mientras que las retenciones del trabajo y del capital mobiliario descendieron un 2,1% y un 16,3%, respectivamente.

En cuanto al Impuesto sobre Sociedades, su recaudación en los siete primeros meses del año alcanzó los 4.101 millones, lo que refleja un descenso del 30,4% respecto al mismo periodo del año anterior, como consecuencia del aumento de las devoluciones realizadas a principios de año y el pago de devoluciones de ejercicios anteriores derivadas de recursos judiciales. Eliminada esta distorsión, los ingresos homogéneos por este impuesto cayeron un 2,5%.

De su lado, la recaudación del Estado por impuestos indirectos, con 45.053 millones, registró un aumento del 6,7%. El IVA alcanzó unos ingresos de 32.473 millones, registrando así un incremento del 8% por la subida de tipos y la menor caída del gasto final sujeto al impuesto. En términos homogéneos, es decir, ajustado el distinto ritmo de realización de las devoluciones, pasa a aumentar un 11,1%.

Respecto a los impuestos especiales, sus ingresos alcanzaron los 11.016 millones de euros, cifra superior en un 5,4% a la del año pasado. Destacan el descenso del 1,8% del impuesto sobre las labores del tabaco (hasta los 3.961 millones) y el aumento del 12,2% del tributo sobre hidrocarburos (hasta 5.641 millones).

Por el lado de los gastos, los pagos no financieros efectuados por el Estado se situaron en 103.482 millones de euros, un 4,4% más. En este resultado han influido los mayores gastos financieros y la transferencias de capital.

Así, los gastos financieros ascendieron a 21.921 millones, un 9,4% más, mientras que las transferencias acumularon 2.503 millones, un 8,1% más. También subieron los gastos corrientes en bienes y servicios (+2,8%), las transferencias corrientes (+3,6%) y los gastos de personal (+1,1%), aunque bajaron las inversiones reales (-0,9%).

Dentro de los gastos de personal, que se situaron en 15.900 millones de euros, destaca el aumento del 5,7% de las prestaciones sociales, ya que los sueldos y salarios bajaron un 2,1% y las cotizaciones se redujeron un 1,5%.

Enlaces recomendados: Premios Cine