Consultores marinos de Canarias diseñan el nuevo Puerto Quetzal

Los ochos isleños de Elittoral participan en la construcción de una de las dársenas más importantes del Pacífico en cruceros

29.08.2013 | 23:38
El equipo de Elittoral en el Parque Tecnológico Científico de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.
El equipo de Elittoral en el Parque Tecnológico Científico de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.

La empresa canaria de consultoría marina Elittoral ha ganado un concurso internacional para ampliar el Puerto Quetzal, en Guatemala, por valor de 2.000.000 de euros. Esta sociedad, en consorcio con dos ingenierías de Guatemala y Madrid, se encargará durante un año de realizar un estudio sedimentológico, para determinar cómo se mueven las arenas marinas en el entorno portuario, al objeto de que los ingenieros puedan diseñar los nuevos diques en el enclave más idóneo. Puerto Quetzal, uno de los más importantes del Pacífico, tiene un problema de colmatación de sedimientos. Las dársenas portuarias se llenan de arena y pierden calado, por lo que su ampliación requiere análisis técnicos para evitar esta situación antes de la construcción de los diques.

La idea de concurrir a la licitación internacional partió de la empresa canaria Elittoral, formada por un equipo de ocho personas con una media de edad de 32 años, que cuenta con dos cabezas técnicas visibles, Óscar Bergasa y Rosana Álvarez, ambos licenciados en Ciencias del Mar por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y de Vigo, respectivamente.

Elittoral radica en el vivero de empresas del Parque Tecnológico Científico de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y se ha expandido a Vigo. Sus componentes son geógrafos, licenciados en ciencias marinas, calidad ambiental, física o telecomunicaciones.

Óscar Bergasa y Rosana Álvarez eran investigadores del Instituto Canario de Ciencias Marinas (ICCM) y en 2007 optaron por innovar en el mundo empresarial , con la constitución de una empresa especializada en estudios de ingeniería costera y oceanográfica, la primera que ofertaba estos servicios de asistencia técnica en Canarias. Con ello , trataron de cubrir un nicho en el sector de la consultoría costera que, siete años después, tiene aún amplias posibilidades de desarrollo.

No obstante, Óscar Bergasa reconoce que cuenta con una "debilidad": la mayoría de los trabajos dependen de las administraciones, porque el espacio marítimo terrestre es competencia del Estado, y las licitaciones públicas están muy marcadas por los devenires presupuestarios.
Aún así les ha ido bien y, es más, entre otros múltiples trabajos, han logrado un concurso de la Autoridad Portuaria de Las Palmas para implementar una directiva comunitaria que tiene como objeto controlar la calidad de las aguas y su estado medioambiental. Un proyecto con una duración de cuatro años y que llevan desarrollando desde hace un año.

Aún así, en el año 2011 empezaron a mover la tecla de la internacionalización y a ver las ayudas o servicios que las distintas administraciones ofrecían a las empresas canarias para expandir sus negocios al exterior. A través del Programa ICEX Next, del Instituto de Comercio Exterior, lograron un asesor personalizado en internacionalización que les formó en todos los pasos a seguir para la promoción exterior de la empresa y definir los mejores mercados, además de dotarlos con recursos para viajar. También han tenido el apoyo de la empresa pública canaria Proexca, especialmente por la información que ofrece sobre licitaciones internacionales. Con todo ello, además de sus propios recursos económicos, empezaron a viajar y a hacer prospecciones comerciales en distintos países, cuyo fruto puede verse en el concurso de Puerto Quetzal, el más importante que han ganado de los que han concurrido. En estos momentos, están licitando en una docena de proyectos repartidos por Marruecos, Senegal, Kenia, Nicaragua, Costa Rica El Salvador, Colombia o Ecuador.

El proceso es similar en todas las licitaciones. En el caso de Guatemala, al conocer el concurso público contactaron con empresas del país a fin de encontrar eventuales socios. Finalmente, Elittoral se presentó a la ampliación del Puerto Quetzal en consorcio con otras dos sociedades: Ecosisa, una ingeniería guatemalteca que hace los trabajos de impacto ambiental, socioeconómicos y lleva toda la parte logística, y Proes, una ingeniería de Madrid que desarrollará el diseño de la ampliación del Puerto Quetzal, una vez que tenga los estudios de Elittoral para conocer el movimiento de los sedimentos. Óscar Bergasa tiene claro que la internacionalización, bien gestionada, es una apuesta segura. En su caso, ya han montado un departamento de tres personas que hacen de antena para conocer los concursos que salen en el mundo.

Enlaces recomendados: Premios Cine