La subida de los impuestos, un factor del auge de la economía sumergida

CEOE-Tenerife achaca al aumento de la presión fiscal el impulso de no declarar

29.08.2013 | 02:00

CEOE-Tenerife se muestra de acuerdo con el informe La Economía Sumergida en España, elaborado por la Fundación de Estudios Financieros, en que el aumento de la carga fiscal, en su papel como válvula de escape para los gobiernos en momentos de recesión económica puede ser uno de los factores que determinan un aumento de la economía ilegal en España. Junto a este incremento de las tasas, el informe también vincula la falta de conciencia fiscal de los ciudadanos los impulsa a actuar al margen de la legalidad y evadir impuestos. Otro posible factor asegura el informe puede ser la sobrerregulación existentes, junto a las rigideces del mercado laboral.
La escasa conciencia fiscal que reflejan las estadísticas podría evidenciar, por un lado, que las autoridades podrían tener un cierto margen para actuar de forma más decidida en la lucha contra el fraude fiscal, dado el apoyo ciudadano con el que cuentan y, por otro lado, la existencia de una doble moral de la sociedad española en este tema, dado que dos tercios de la población no encuentran ninguna justificación para el fraude fiscal y, sin embargo, los trabajos señalan que el fraude es generalizado y aceptado por nuestros ciudadanos.
En lo que se refiere a la sobrerregulación, se destaca la complejidad de la regulación en materia de creación de empresas, fiscalidad y requisitos laborales en España, que dificultan su cumplimiento especialmente a la micro y pequeña empresa familiar que, con empleo poco cualificado, sobreviven marginalmente gracias a este tipo de actividades no declaradas. Asimismo, el documento subraya la ineficiencia de la estructura fiscal en España con tipos marginales entre los mayores de Europa y gran peso de las deducciones, desgravaciones y bonificaciones sobre lo recaudado.
En tiempos de depresión económica, incremento del desempleo, descenso de los ingresos e incertidumbres sobre el futuro, los individuos tienden a sumergir algunas de sus actividades, no declarándolas, para incrementar sus finanzas particulares y compensar el descenso de ingresos regulares. Lo ocurrido en la economía europea desde el inicio de la crisis confirma esta tesis.
A tales efectos, muchos autores han establecido una fuerte relación entre el nivel de corrupción de cada país y el tamaño de la actividad sumergida, registrándose mayores niveles de economía oculta en aquellos países en los que se dan altos índices de corrupción. De ahí que el citado documento señale que probablemente actuar contra la economía irregular signifique actuar, al mismo tiempo, sobre la corrupción.
Todo ello propicia que el nivel de la economía sumergida en España sistemáticamente se venga situando muy por encima de los niveles de Francia, Reino Unido, Austria o Alemania.
En lo que respecta a las consecuencias y efectos de la economía irregular, cabe destacar, entre otras, la existencia de variables macro (PIB, empleo, etc.) desvirtuadas ante la imposibilidad de recoger un conjunto de actividades no declaradas, la pérdida de recaudación debido a la existencia del fraude fiscal, los problemas de equidad, la competencia desleal, así como los claros perjuicios a los trabajadores de la economía no declarada.

Enlaces recomendados: Premios Cine