Los autónomos pagan diez millones de IGIC por facturas no cobradas

Las administraciones deben a los trabajadores por cuenta propia de las Islas el 60% del importe ya ingresado a Hacienda

22.08.2013 | 02:00

Los autónomos están más que indignados. Los datos del primer semestre del año indican que los trabajadores por cuenta propia han pagado en las Islas 10,4 millones de euros en el Impuesto General Indirecto Canario (IGIC) de facturas que ya han sido emitidas pero, en su mayoría, no abonadas.

"Lo más grave e indignante es que más del 60% corresponde a facturas que no han sido pagadas por las propias administraciones públicas", según la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA).

Esta Federación "no entiende" que los autónomos "estén obligados a seguir financiando al Estado como si fueran un banco, adelantando cantidades que ellos no han ingresado".

Por provincias, en Las Palmas estos trabajadores han pagado en el primer semestre del año 5,3 millones de euros, y en Santa Cruz de Tenerife 5,1 millones de euros. En cuanto al resto de España, han abonado a Hacienda por el IVA 511 millones de euros. El problema, según Juan Carlos Arricivita, presidente de ATA Canarias, es que la media para cobrar una factura de las administraciones públicas asciende en las Islas a 138 días (en la Península 150 días), cuando la propia Ley de Morosidad fija el pago en 30 días.

Esta demora, unida a la situación de crisis y desempleo en el Archipiélago, así como a los escasos créditos que conceden los bancos, ha provocado que la Comunidad Autónoma lidere junto con Baleares el ranking estatal de destrucción del empleo de trabajadores autónomos.
Por eso, en los seis primeros meses del año se ha disparado el número de bajas de la afiliación a la Seguridad Social en Canarias en un 22,5%, con respecto al año anterior. De hecho, en este semestre se han dado de baja 14.769 personas en las Islas, 2.711 más que en el mismo periodo en 2012.

Arricivita afirma que la dificultad para los autónomos es que mientras antes era "una economía en forma de rueda y de una manera u otra se podía hacer frente a la liquidación de los trimestrales del IGIC, ahora muchas veces se ha de pedir un crédito al banco para pagar los impuestos y sistemáticamente son denegados". Por ello, los autónomos esperan que las medidas impuestas en la nueva ley de Emprendeduría y el criterio de caja en el pago del IGIC en Canarias y el IVA en la Península alivien a los trabajadores por cuenta propia. El criterio de caja significa que, a partir de 2014, se producirá un cambio en el sistema de liquidación del IGIC, de forma que los autónomos podrán pagar el impuesto cuando cobren la factura.

Con ello esperan que se reduzca "la falta de liquidez extrema con la que han de pelear día a día los autónomos, porque son las propias administraciones las que se convierten en deudoras y lastran el crecimiento de la economía real", señala Lorenzo Amor, presidente de la Federación Nacional de ATA.

Juan Carlos Arricivita indica que con la nueva Ley de Emprendeduría, en fase de tramitación parlamentaria, se establecen distintas medidas que van a contribuir a mejorar la liquidez. Una de ellas es que "si un autónomo debe una cantidad a la Seguridad Social y una administración no le ha pagado una factura se descuente automáticamente ese pago", señala.

Aparte de estas iniciativas, para ATA Canarias "debe llegar el crédito otra vez y que las administraciones cumplan en tiempo y forma, porque ahora mismo la mayor destrucción de empleo es provocado por ellas".

Enlaces recomendados: Premios Cine