Europa deja atrás la recesión gracias al empuje de Alemania y Francia

Las economías germana y gala crecen más de lo previsto l Bruselas prevé que las mejoras despeguen en 2014 y solicita a España que siga con las reformas

15.08.2013 | 02:00

El crecimiento del eje franco-alemán, corazón económico del viejo continente, sacó a la Eurozona de la recesión en el segundo trimestre, año y medio después. En concreto, entre abril y junio los países que comparten la moneda comunitaria lograron crecer un 0,3%. Los pronósticos de Bruselas son de que el ascenso económico vaya ganando en vigor a partir de ahora, para despegar en 2014.
El comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, afirma que para conseguirlo será necesario mantener el ritmo de reformas. Y citó a España, cuya economía cayó un 0,1% en el segundo trimestre, y Grecia como los países donde hay que unos "obstáculos importantes que superar" sobre todo por sus "inaceptables tasas de desempleo". La sorpresa de las estadísticas, según señalaron algunos analistas, la puso Portugal, país que tuvo que ser rescatado por la Unión Europea en abril de 2011, y cuya actividad creció un 1,1% gracias a las exportaciones y a las inversiones públicas.
Las cifras, fruto de un cálculo adelantado ayer por la oficina estadística comunitaria, Eurostat, van en la línea de las previsiones económicas de la Comisión Europea, que ya auguraban una recuperación gradual desde el segundo trimestre. Según Rehn "una recuperación sostenida está ahora a nuestro alcance", aunque alertó, "las cifras de crecimiento siguen siendo bajas y las señales de crecimiento frágiles".
Por la salida de la recesión en la zona euro tiró el fuerte repunte de las dos grandes economías europeas. El PIB francés creció un 0,5% entre abril y junio, el doble de lo que habían previsto los analistas. El ministro de Economía galo, Pierre Moscovici, celebró el alza como una "nueva señal de recuperación", y reconoció que el país había crecido a un mayor ritmo del que se esperaba. Mientras que la economía alemana avanzó un 0,7% durante el segundo trimestre. También un alza superior al que esperaban sus autoridades.
En ambos países destacó el crecimiento del consumo de los hogares, y la recuperación de las inversiones del Gobierno, debido a que el invierto, más frío y con peor tiempo de lo normal en Europa, obligó a retrasar muchas obras públicas. No obstante, estos resultados ponen ahora en entredicho las previsiones de los bancos centrales de Francia y Alemania que acaban de revisar a la baja el crecimiento de ambos países, y habían advertido de una ralentización de la actividad durante este tercer trimestre.
El país que logró un mayor crecimiento de toda la zona euro durante el segundo trimestre fue Portugal, un resultado sorprendente para muchos analistas, y que se produce después de diez trimestres consecutivos de bajadas. La economía lusa es, además, la primera de las que fueron rescatadas en abandonar la recesión.
En el otro lado de la moneda, la economía española se mantuvo en negativo con una caída del 0,1 %, aunque sí registró una mejora con respecto a los dos trimestres anteriores en los que el PIB se contrajo un 0,5% y un 0,8%, respectivamente. Otras cinco economías también se mantuvieron en recesión, entre las que figuran Italia (con una caída del 0,2%), Holanda (-0,2%), Suecia (-0,1%), Bulgaria (-0,1%) y Chipre (-1,4%).

Enlaces recomendados: Premios Cine