Las aerolíneas y las agencias de viaje batallan por el negocio en internet

La última ´guerra´ por la venta de vuelos enfrenta a Ryanair con Rumbo

10.08.2013 | 02:00

La venta de billetes de avión en los sitios especializados de internet enfrenta de manera recurrente a las compañías aéreas y las agencias de viaje. La última batalla de esta particular guerra por capitalizar el negocio online la han protagonizado la aerolínea irlandesa Ryanair y el portal Rumbo.es.

Ambos se han enfrascado en su enésima gresca después de que la compañía de bajo coste acusara a la empresa intermediaria de incrementar supuestamente el precio del billete a Santiago de Compostela, hasta despacharlo con casi el doble de su coste habitual, tras el trágico accidente ferroviario ocurrido en Galicia el pasado 24 de julio. Rumbo hizo lo propio responsabilizando a Ryanair de la venta de pasajes a familiares de víctimas del suceso a un precio desorbitado.

"No entendemos la postura de las compañías aéreas", señala Rafael Gallego, presidente de la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV). Gallego lo ve claro: "Tienen libertad de trabajar con el que quiera, y de no seguir haciéndolo, también", añade, recordando que el pleito viene de lejos.

Y es que el conflicto soterrado, que se ha recrudecido en los últimos meses pero se mantiene desde hace años, contrapone a las aerolíneas, da igual su envergadura y potencial, (desde las más baratas, como la propia Ryanair o EasyJet, pasando por Iberia, Air France o Air Europa) a los portales que venden servicios de transporte y alojamiento, (además de Rumbo, otras agencias como eDreams y Atrápalo), que disponen de gran clientela.

Después de duplicar supuestamente el precio de los billetes a Santiago los días posteriores al accidente, las críticas de los familiares de las víctimas han vuelto a a incidir en este viejo conflicto.

A la denuncia de la subida de precios salió al paso Ryanair, que disparó directamente al portal en internet. Las personas afectadas "hicieron una reserva con Rumbo, agencia que vende de manera inapropiada los vuelos de Ryanair e infla los precios a los pasajeros", aseguró la aerolínea irlandesa.

La respuesta de Rumbo devolvió la responsabilidad a la compañía aérea. En un comunicado, el intermediario es taxativo respecto a su actividad: "Rumbo tiene todo el derecho a vender vuelos de Ryanair", señala, por que "los tribunales españoles han autorizado a Rumbo y a otras agencias online a comercializar billetes de Ryanair".

Según la agencia de viajes en la Red, "así lo confirma la sentencia emitida por el Tribunal Supremo esta pasada primavera, que desestima el recurso interpuesto por Ryanair contra Rumbo y declara, con carácter definitivo, la legalidad de la actividad de Rumbo en relación con el acceso a la información y las tarifas de vuelos de Ryanair".

Además de rechazar que se hayan aumentado los precios para sacar provecho del desgraciado accidente, y de que Rumbo no ponga en contacto a sus clientes con las aerolíneas, tal como denuncia Ryanair, el portal afirma que "no existe para las agencias de viajes ninguna posibilidad de incidir sobre las tarifas de los vuelos".

Y es ahí es donde radica la batalla entre unos y otros. De un lado, la renovada apuesta de las aerolíneas tradicionales por vender a través de sus páginas web, y con ello elevar sus márgenes de ingresos al prescindir de los intermediarios. Y del otro, el modelo de negocio de éstos, basado en la venta online y a bajo coste.

La compañía Iberia logró en mayo pasado detener a las agencias online en su práctica del pricing (anunciar tarifas por debajo de las de la aerolínea para atraer al cliente) amenzando con denuncias. Pero parece que el conflicto continúa.

Mientras, en Canarias Binter dice estar al margen de esta guerra. "Somos meros espectadores", afirma José Luis Reina, director de Comunicación. "Tenemos buena relación con las agencias". Y es que la compañía vende un 40 % de los vuelos interinsulares en su web. El resto lo despachan las agencias.

Enlaces recomendados: Premios Cine