EN DIRECTO

Wolfgang Kiessling: ´En mis empresas me pago hasta el café´

Empresario, propietario de Loro Parque, Siam Park y Hotel Botánico revela que quiere impulsar un túnel del Norte al Sur de la Isla

 02:29  

NAIMA PÉREZ
PUERTO DE LA CRUZ
De su casa al despacho no hay más de diez pasos. ¡Literal! Vive en plena zona verde de Loro Parque. Wolfgang Kiessling, un alemán que lleva 40 años en Tenerife, es el único empresario de las Islas que ha logrado que la imagen corporativa de su compañía figure en las señales indicadoras de dirección de la autopista TF-5, tras la resolución otorgada por el Gobierno de Canarias como empresa de interés turístico, hace ya algunos años. Sigue siendo un alemán serio y seco, y no cree que cambie a estas alturas. Fue cónsul unos años de Gambia y se declara encantado con el espíritu tailandés. Por eso introdujo esta filosofía en su parque y en sus oficinas está también la sede del Consulado de este país asiático. Durante la entrevista lo acompañan Henry y Brunelli, un perro salchicha y un dogo de Burdeos, miembros indispensables de su familia. En las últimas semanas hemos conocido que Canarias es una de la comunidades españolas que deberá responder ante la Unión Europea por su cuestionado trato a los animales en los zoológicos, tras la denuncia presentada en 2006 por Infozoos.
–¿Le afecta esta situación a la imagen de Loro Parque?
–El animal tiene un derecho a un trato máximo; es decir, que las instalaciones en las que vive el animal deben estar impecables. Claro, pero todo esto depende en gran medida de la afluencia de visitantes que tiene un parque como éste. Si tiene pocos, tendrá menos capital para invertirlo en sus animales. Antes de abrir un zoológico es importante que se discuta la situación en la cual se va a instalar.
–Sí, pero a Loro Parque, por el hecho de estar en Tenerife, en Canarias,¿le perjudica que nuestra comunidad esté en entredicho por el trato animal?
–No. Yo viajo por todo el mundo y hace poco estuve con un grupo en el Camino de Santiago. Al llegar al aeropuerto para pedir el coche de alquiler di mi tarjeta y quien me atendió me dijo: "Oh, ¿es usted de Loro Parque? Es una maravilla". Teníamos puestas las gorras de Loro Parque y encontramos a un montón de gente que sólo por llevarla se dirigieron a nosotros para decirnos lo maravilloso que era el parque.
–El Gobierno de Canarias está a punto de publicar el decreto por el que se regularán los parques zoológicos. ¿Le han pedido alguna opinión al respecto?
–Bueno, nosotros hablamos con ellos de vez en cuando. En concreto, mi director general, Salvador Iglesias, es el contacto con el Gobierno. También están los responsables de la Fundación, David Waugh y Javier Almunia, con quienes se hablan estos temas para asesoramiento. Ellos son los expertos en cuestiones de animales y son los que dan las opiniones por parte de Loro Parque.
–Si tuviera que explicar de forma breve por qué Loro Parque es diferente a otros zoológicos, ¿qué diría?
–En primer lugar, porque hemos conseguido, junto con la Isla, crecer hasta convertirnos en una institución que recibe más de un millón de visitantes al año. Además, en los estatutos de la compañía estamos dedicando poco dinero para repartir entre los accionistas, sino que estamos reinvir- tiendo continuamente.
–¿La reinversión constante en su negocio es la clave de su éxito?
–Bueno, yo creo que sí, pero hay que añadir también otros aspectos novedosos, en los que he podido contribuir. Un ejemplo muy claro: ¿a quién se le ocurre la idea de montar un modelo de la arquitectura del pueblo tailandés a la entrada de Loro Parque? ¿Y qué sentimiento imprime precisamente este pueblo? Pues el calor, la humanidad, el exotismo y la amabilidad del pueblo tai. Y con este pueblo lo hemos conseguido.
–Curioso, porque si generalizamos, los alemanes trasladan una imagen de pueblo serio y seco.
–Es que lo somos.
–Buscó entonces el polo opuesto al implantar esa réplica del pueblo tailandés a la entrada del Parque, ¿no?
–Bueno, también es cierto que Alemania ha dado a los más grandes románticos, escritores, pintores, intelectuales y todavía somos secos y serios.
–Usted lleva en Canarias, concretamente en Tenerife, desde los 33 años. ¿Se considera una persona influyente en la sociedad, la economía y la política canaria?
–No, no.
–¿De verdad que no? Su empresa, por ejemplo, es la única cuya imagen corporativa aparece en las señales de dirección de la autopista del Norte.
–Eso es Loro Parque, no yo. Loro Parque sí es influyente.
–Pero usted es su máximo responsable.
–Sí, pero yo no lo busco. Yo tengo gente a mi alrededor que me ayuda a llegar hasta donde hemos llegado. Tardamos nueve años en conseguir aparecer en las señales de la autopista.
–Es la única empresa privada que ha conseguido eso. ¿Le costó mucho?
–Mucho trabajo, pero ni dinero, ni influencia. Fue una decisión del Gobierno de Canarias (Loro Parque atrae a un millón de visitantes anuales a Tenerife).
–Igual no le guste presumir de sí mismo, pero usted levanta un teléfono para organizar cualquier acto y de inmediato tiene aquí a los máximos dirigentes políticos y económicos de la Isla.
–Eso no es así. Eso se consigue gracias al trabajo de todo mi equipo que es insistente y no llama una vez, sino tres o las veces que hagan falta. De todas formas, en todos los años que llevamos trabajando aquí hemos demostrado que somos muy agradecidos a cada una de las personas que acude a estos actos. Y en cierto modo, aquí se ha creado una cultura, porque casi cada año tenemos un acontecimiento importante, donde viene mucha gente.
–Aunque diga que no tiene influencia, sí admitirá que tiene cierto poder, ¿no ha pensado dar el salto a la política?
–Ah, ¡qué va! Yo vine a esta Isla como era y la voy a dejar como es.
–¿Porque se vuelve a Alemania?
–No, quiero decir que la dejaré cuando me vaya a la tumba. No voy a influir nada en la política. No es mi campo. A mí me gustó Tenerife por los árboles, por el sol, por el Teide con su capa de nieve, que me da confianza. ¿Por qué me da confianza? Pues porque durante diez años no hubo nieve en la cumbre, cuando antes estaba garantizada la nieve desde noviembre hasta marzo.
–¿En qué sentido ha afectado la crisis a Loro Parque?
–Bueno, pues hemos partido parte de la afluencia anual de visitantes del parque. En el Hotel Botánico, los responsables que lo gestionan no pueden responsabilizarse de los costes que han tenido; aunque Siam Park ha salido adelante en plena crisis. Es la única instalación que no ha sufrido, porque nunca ha conocido los buenos tiempos. Loro Parque, en 1972, también nació en un momento difícil en la Isla.
–Entonces lo suyo ha sido abrir empresas en momentos duros.
–No ha sido mi intención (risas).
–¿A cuántas personas da empleo entre Loro Parque y la Fundación, Siam Park y el Hotel Botánico?
–A unas 800 personas. La crisis ha reducido sólo un poco el número de empleos. Aquí no se puede reducir mucho, porque el parque debe estar perfecto, da igual que vengan 5 o 500 personas. Los animales tienen que dormir en estancias limpias, no importa si hay muchos visitantes o no.
–¿La situación económica en sus empresas es hoy mejor que el año pasado?
–Bueno, 2009 fue el peor año. 2010 ha ido mejor y esperamos que éste, también.
–Hemos conocido hace algunos días que la crisis ha provocado también que en Canarias haya unos 1.000 ricos menos. ¿Se considera rico?
–No.
–¿No tiene cuentas en Suiza?
–No. Le cuento una anécdota: en 1987 habíamos construido el delfinario de Loro Parque y en una ocasión un ingeniero abrió la llave de la tubería que teníamos para obtener agua del mar, pero se equivocó y lo hizo al revés, con lo que en vez de coger el agua la soltamos al mar. No era agua sucia, sino la que habíamos subido para llenar el estanque de los delfines, y empezó a correr por la playa de Punta Brava. Se produjo una revolución grande entre los vecinos y tuve que acudir a una reunión con ellos en el campo de lucha, incluido el alcalde, Félix Real, entonces. Todos preguntaban qué hacer, si me dejaban o no continuar con mi proyecto. Nosotros explicamos que no era agua sucia en ningún caso. Pero reinaba el argumento de que yo cogería mi dinero y me iría a Suiza. Pues mire, han pasado ya 24 años, hemos comprado el Hotel Botánico, hemos hecho algunas ampliaciones en el Parque (pingüinos, las orcas) y construimos el Siam Park. ¿De dónde quiere usted que saque el dinero para llevármelo a Suiza?
–¿Hay algún animal que, por su naturaleza o condiciones de vida, no querría tener en su zoológico?
–Sí, las ratas (risas).
–Hombre, con la experiencia que tienen aquí, igual podrían llegar a domesticarlas.
–No, en absoluto, me dan asco. Salgo corriendo cuando veo una rata y pienso, además, que me da mala suerte.
–¿Es supersticioso?
–No, pero no me gustan nada.
–Cambiando de tema, señor Kiessling, según su propia experiencia en el sector, ¿cuál es para usted la mayor deficiencia por la que atraviesa en estos momentos el turismo en Tenerife y en Canarias?
–Tengo que decir, en primer lugar, que Canarias es el mejor lugar del mundo para pasar unas vacaciones; creo que tenemos una infraestructura impresionante. Pero nuestro fallo es que hacemos siempre lo que hace el vecino. Si el vecino planta tomates, plantamos tomates; si planta plátano, plantamos plátanos; si el vecino hace un hotel, hacemos un hotel.
–Nos copiamos de los demás.
–Eso no lo he dicho yo. Lo que yo he dicho es que hacemos la misma cosa que el vecino.
–Bueno, a eso me refería.
–Continúo. Hemos construido 200 y pico mil camas hoteleras; hemos convertido Canarias en un lugar que estaba en demanda, en uno que está en oferta. Eso es un grave error. La crisis, desde mi punto de vista, viene del exceso de oferta. Si estuviéramos en demanda, la crisis no nos tocaría tan fuerte, porque no habría tal cantidad de camas para vender.
–¿Quizá Canarias ha sido ambiciosa en ese aspecto?
–No. Mire. La familia Machado tiene un hotel, con lo que la familia Cólogan necesitaba un hotel; la familia Zárate también quiere un hotel, y así hemos construido un montón de hoteles.
–Pero usted también tiene un hotel.
–Sí, pero ¿sabes por qué compré el hotel? Porque tenía el Loro Parque en el pueblo (Puerto de la Cruz) y en esos momentos (1995) había una crisis y muchos hoteles estaban en venta, incluso el Botánico. Pensé que si esto se iba a pique, yo también me iría a pique. Y como teníamos reservas y estábamos buscando una inversión, lo compramos. Pero le voy a contar un secreto: nunca hemos sacado ni un centavo del Hotel Botánico. Todo el mundo sabe que yo pago hasta mi café cuando voy por allí.
–Con tantas distinciones que tiene, desde la de Hijo Adoptivo de Tenerife, la Medalla de Oro de Canarias o la del Mérito Turístico, ¿hay algún premio que le haría ilusión recibir y no le han dado?
–No.
–¿Está contento con su palmarés?
–Estoy rotundamente contento con lo que me han dado. Esa es la verdad.
–¿Se considera ecologista?
–Sí.
–El ecologismo es para usted...
–La convivencia con la naturaleza.
–¿Y considera que Canarias o Tenerife, en general, son una tierra ecologista?
–Sí. Creo que, por ejemplo, Tenerife tiene el 52% del territorio protegido. Eso es suficiente, está bien. En todo lo que hacemos somos respetuosos con el medio ambiente, si es el puerto de Güímar, el cierre del anillo insular o lo que yo estoy impulsando, que nadie lo sabe, un túnel del norte al sur.
–¿Desde La Orotava a Güímar, como planteó en su momento el alcalde orotavense, Isaac Valencia?
–No sé realmente de dónde a dónde, pero creo que es una pena que miles de coches vayan cada día dando la vuelta por la Isla y echando toneladas de CO2 en la atmósfera, si podían atravesar un túnel donde el CO2 se puede filtrar.
–¿No cree que un túnel sería demasiado agresivo con el territorio?
–No conozco el proyecto bien, pero sí le digo una cosa: en Austria o Suiza se pasa mucho tiempo en túneles y se atraviesa parte de estos países en túneles. No me imagino que un tubo de algunos kilómetros pueda hacer daño al Teide. No lo creo. Pero sin duda habría menos consumo de energía, mayor ganancia de tiempo, conexión más rápida entre el Norte y el Sur. Eso es lo que veo.
–Volviendo al mundo de los animales, seguro que después de tantos años en Loro Parque en algún momento ha podido sentir que se comunicaba con ellos. De las especies que tiene, ¿cuál cree que tiene una cara más expresiva?
–Mi perro Brunelli, un dogo de Burdeos que tiene ya cinco años.
–¿Echa de menos Colonia?
–No tanto. Yo realmente nací en Turinga y después de la Segunda Guerra Mundial, cuando los rusos ocuparon esta ciudad, mi padre tuvo el valor de coger a su familia y mudarnos a Colonia. Allí llegué en 1949 y había entonces muy pocas viviendas allí. Mis padres nos pusieron a mis hermanas y a mí en un internado en Alemania del sur, en el pueblo de Salem, donde estuve siete u ocho años, con lo que realmente en Colonia no pasé tanto tiempo. Pero mis padres vivían allí. Con el paso de los años, estuviera donde estuviera, mi camino de vuelta era Colonia. Cuando mis padres murieron, me quedé con un pie en Colonia y otro aquí. Paso todos los años 335 días en Tenerife y los otros 30 en Colonia, en diferentes semanas del año, en primavera, también en verano y así.
–¿Se ha sentido alguna vez rechazado en Tenerife por ser extranjero?
–Sólo una vez hace mucho tiempo y se arrepintieron de ello. Fue por querer entrar a formar parte de la sociedad del Club de Golf.
–Como a Amid Achi cuando quiso entrar en el Club Náutico.
–Sí, algo así.
–Tantos años que lleva viviendo aquí, en Tenerife, y aún conserva un marcado acento alemán. ¿Le resulta difícil la pronunciación del español?
–¡Y a mí que me parece mi español tan perfecto... (risas).

Mercatenerife

Los precios van notando la cercanía del otoño
Los precios van notando la cercanía del otoño

Los precios van notando la cercanía del otoño

Esta semana la Cesta de la Compra de los Productos Hortofrutícolas Locales cotiza a 1,21...

Una temporada de excelente oferta en mangas

Una temporada de excelente oferta en mangas

Esta semana la Cesta de la Compra de los Productos Hortofrutícolas Locales cotiza a 1,25...

La Cesta de la Compra se ajusta al precio de temporada

La Cesta de la Compra se ajusta al precio de temporada

Esta semana la Cesta de la Compra de los Productos Hortofrutícolas Locales cotiza a 1,15...

Mangos, piñas y uvas la mejor solución refrescante

Mangos, piñas y uvas la mejor solución refrescante

Esta semana la Cesta de la Compra de los Productos Hortofrutícolas Locales cotizó a 1,20...

Mangos y mangas con precios muy por debajo de los habituales en esta temporada

Mangos y mangas con precios muy por debajo de los habituales en esta temporada

Esta semana el valor de la Cesta de la Compra de los Productos Hortofrutícolas Locales se sitúa en...

Reajuste de precios después del calor

Reajuste de precios después del calor

Esta semana la Cesta de la Compra de los Productos Hortofrutícolas Locales cotiza a 1,25...

  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  LA OPINIÓN |  LOCALIZACIÓN     PUBLICIDAD:  TARIFAS |  CONTRATAR  
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de laopinion.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.



Aviso legal
Otros medios del grupo
Diari de Girona | Diario de Ibiza | Diario de Mallorca | El Diari | Emporda | Faro de Vigo | Informacion | La Opinión A Coruña | La Opinión de Granada | La Opinión de Malaga | La Opinion de Murcia | La Opinion de Tenerife | La Opinion de Zamora | La Provincia | La Nueva España | Levante-EMV | Mallorca Zeitung | Regio 7 | Superdeporte | The Adelaide Review | 97.7 La Radio | Blog Mis-Recetas | Euroresidentes | Loteria de Navidad | Oscars | Premios Goya