Los estudiantes tardan más de un año en encontrar trabajo

El 25% de los españoles entre 16 y 34 años estuvo empleado durante su formación

22.07.2010 | 13:05

Encontrar un puesto de trabajo lleva su tiempo. La mitad de los españoles entre 16 y 35 años de edad tarda más de 12 meses en encontrar su primer empleo al acabar los estudios, mientras que un 28,1% empleó en la búsqueda menos de un mes, según los datos difundidos ayer por el INE a partir de la Encuesta de Población Activa (EPA) de 2009. En concreto, el 51,1% de las mujeres y el 48,8% de los hombres en España tardaron por lo menos un año en encontrar su primer empleo.

De la encuesta de la EPA se desprende que sólo un 14,7% de los jóvenes, con una tasa de paro que sobrepasa el 40%, trabajó menos de cinco meses. En este sentido, una de cada cinco personas con edades comprendidas entre los 16 y los 34 años mantuvo su empleo entre uno y dos años, en tanto que una de cada tres los desempeñó durante más de tres años. Por sexos, el porcentaje de mujeres supera al de los hombres en aquellos trabajos de menos de dos años, situación que se revierte en los empleos con una duración mayor de tres años (34,8% de varones y 31,9% de mujeres).

Asimismo, el módulo de incorporación de los jóvenes al mercado laboral elaborado por el INE revela también que uno de cada cuatro jóvenes españoles desempeñó algún trabajo remunerado mientras cursaba estudios oficiales. En concreto, más de 2,2 millones de personas, lo que supone el 18,8% del total de personas de entre 16 y 34 años. En el caso de Canarias, también el 25% de los jóvenes comprendidos en estas edades desempeñó un empleo mientras estudiaba.

Currículum

La mayoría de los jóvenes que encontró trabajo utilizó como principal vía de búsqueda el contacto con familiares y conocidos (47,9%) como la mejor camino para entrar en la rueda laboral o bien enviando el currículum directamente a la empresa (19,8%). Además, sólo dos de cada cien decidió impulsar su propio negocio, lo que revela los bajos niveles de emprendeduría que registra España.

En lo que se refiere al tipo de empleo, el 23,6% de los jóvenes encuestados, que comenzó a trabajar cuando concluyó sus estudios, lo hizo como trabajador de servicios de restauración y vendedores de comercio, lo que destaca el peso específico que tiene el sector terciario en la economía española. Por otra parte, un 17,2% como artesanos y empleados de la industria, construcción y minería, y un 15,7% desempeñó la categoría de no cualificado.

Respecto al tramo de las edades de los encuestados, el tramo de 26 a 34 años presenta el mayor porcentaje en el grupo de dirección de las empresas y de la Administración pública (89,4%), según se desprende de la EPA.

Además, respecto a los tramos de 23 a 25 años y de 20 a 22 años muestran los mayores porcentajes en el grupo de artesanos y trabajadores de la industria, construcción y minería (16,7% y 12,2%, respectivamente).

Por último, el tramo de 16 a 19 años registra, según los datos del INE, el mayor porcentaje (4,1%) en el grupo de trabajadores no cualificados. En cuanto a la situación profesional, la mayoría (94,8%) trabajaba por cuenta ajena, frente a un 5,2% lo hizo por cuenta propia, mientras que un 86,3 por ciento trabajó a jornada completa.

Enlaces recomendados: Premios Cine