14 de abril de 2018
14.04.2018

Un león llamado Tenerife

El representativo quiere derribar hoy la última puerta para instalarse en la zona noble y hasta puede dormir sexto si vence a la Cultural. Bryan Acosta recupera su sitio en el once de los blanquiazules

14.04.2018 | 21:10

En León, el león quiere ser hoy el Tenerife. Equipo absolutamente aseado a partir del cambio de entrenador, el cuadro blanquiazul cotiza más al alza que ninguno en la competición de plata. Tras haber llevado a su casillero más del 81% de los puntos que ha disputado desde la llegada de Joseba Etxeberria, el representativo ya impone respeto allá donde va. También en las filas de la Cultural, que se juega esta tarde mucho más que media vida.

Los errores del pasado sitúan a locales y visitantes con un estrechísimo margen de maniobra para lograr sus respectivos objetivos. Los castellanos recuperaron el aliento con tres puntos vitales a costa de un rival directo (ganaron 0-1 al Barça B), pero aún siguen en puestos de emergencia. En cuanto al Tenerife, ahora está solo a un paso de la promoción pero no puede permitirse muchos trasquilones. Dos o tres, a lo sumo, y quedan tan solo ocho jornadas.

En la hoja de ruta de los blanquiazules, el duelo de hoy está marcado en rojo entre los más asequibles. Luego habrán de visitar Vallecas o el Carranza, así que en teoría es el de León uno de los partidos más susceptibles de canjear por triunfo. La Cultu ya advirtió de su potencial en el Heliodoro, donde dejó una magnífica impronta pero se fue de vacío (2-0). Desde entonces, el cuadro de Rubén de la Barrera (fuera del banquillo por sanción) ha tratado de aferrarse al pragmatismo y conceder menos a sus oponentes.

Con un par de exblanquiazules en nómina, los leoneses emprendieron esta temporada de su regreso al balompié profesional con una muy reluciente apuesta por el fútbol de toque. Pero se dieron de bruces con la realidad y han aprendido a ser más eficientes. Así han conseguido sus últimos triunfos, el más reciente en Barcelona, pero entre sus necesidades más evidentes figura una mejoría urgente en casa, donde han ganado solo un tercio de sus partidos (6 de 17).

En el Tenerife, el propósito de Etxeberria es seguir la estela que dejaron sus hombres en Pamplona, de donde salieron triunfadores y con un resultado que les prestigió lo suficiente (0-1) para ganarse la etiqueta de aspirantes. Cada vez más sólidos atrás, los blanquiazules han concatenado tres partidos sin encajar; y si vencen hoy, ya serían cuatro sus triunfos consecutivos.

Completado en León el último ensayo general del representativo, ya es segura la reaparición de Bryan Acosta en su posición natural. Se le echó tanto de menos contra el Sevilla Atlético que nadie discute su sitio en el once. La duda es si, como en otras salidas a la Península, prescindirá Etxeberria de Suso. Y la noticia en la convocatoria vuelven a ser las ausencias. Lesionados, no vinieron ni Longo ni Villar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine