01 de abril de 2018
01.04.2018

Cita con un rival apetecible

El Iberostar visita hoy al RETAbet Bilbao, equipo al que ha ganado en las seis últimas ocasiones que se han visto las caras

31.03.2018 | 23:37
Cita con un rival apetecible

Datos

  • Ante el peor reboteador: El Iberostar Tenerife se enfrenta este mediodía a un adversario que ha demostrado ser inferior a él en lo que va de campeonato. Con muchos puntos débiles que han de aprovechar los isleños. Quizás lo que más llama la atención es su fragilidad en el rebote. De hecho, son el peor equipo de la competición en esa faceta global del juego. Su media de capturas por partido es de 31,46.
  • Inferior en el tiro de tres: Pese a la distancia clasificatoria de ambas escuadras, con el conjunto canarista peleando por entrar el play off por el título y el vizcaíno tratando de eludir el descenso, los de Veljko Mrsic presentan mejor porcentaje en el lanzamiento de tres que los de Fotis Katsikaris. Estos han acreditado hasta la fecha un 32,62%, mientras que su rival de hoy atesora un 35,55%.
  • Ambiente de club grande: El Iberostar Tenerife tendrá que pelear hoy con un elemento extradeportivo que seguramentebeneficie en gran medida beneficiará al RETAbet Bilbao y no es otro que el ambiente en las gradas de Miribilla. El club vasco, consciente de lo mucho que se juega su equipo, ha puesto en marcha promociones para atraer al mayor número de aficionados al pabellón, que suele reunir en torno a 8.500 espectadores por partido.

El Bilbao Arena se presenta como una plaza propicia para que el Iberostar Tenerife sume un triunfo que le mantenga cerca de su objetivo, que no es otro que acabar la competición regular entre los ocho primeros clasificados. En estos momentos se encuentra a una sola victoria del MoraBanc Andorra, equipo que delimita ese grupo de candidatos a luchar por el título en la postemporada, por lo que conseguir la victoria en tierras vascas sería más que conveniente.

Hay motivos para el optimismo en el seno de la entidad canarista, aunque también ha dudas razonables en ese sentido, que tienen que ver especialmente con el juego que está ofreciendo últimamente el conjunto de Fotis Katsikaris. El RETAbet Bilbao es, a priori, un rival apetecible para los laguneros, vendores en las seis últimas ocasiones en que ambos equipos se han visto las caras. Síntoma de que el baloncesto que practica el Iberostar Tenerife incomoda a sus adversarios de este mediodía.

Sin embargo, no está mostrando en sus compromisos más recientes su mejor nivel de juego el representativo. De hecho, en sus últimos cinco encuentros, solo ha podido ganar dos de ellos, ambos en su feudo, ante rivales peor clasificados y por escaso margen. No en vano, en el de la jornada pasada se impuso al colista Joventut por solo dos puntos (77-75), mientras que dos semanas antes necesitó de una prórroga para superar al Tecnyconta Zaragoza (100-94).

Y es que el Iberostar Tenerife ya no es aquel equipo fiable defensivamente ni tan alegre en ataque. Aunque Katsikaris y sus hombres tratan de recuperar su mejor versión y se han propuesto que hoy se vea ya esa evolución con relación a sus últimos partidos.

Tampoco son muy halagüeños los números obtenidos por el equipo insular a domicilio en los duelos librados en estos tres meses anteriores. Tiempo en el que el Iberostar Tenerife no ha sido capaz de ganar un solo partido lejos del Santiago Martín, al perder con el Fuenlabrada, Delteco GBC, UCAM Murcia, Real Madrid y Valencia.

Con todo, el conjunto aurinegro ha viajado a Vizcaya con el propósito de conseguir la que sería cuarta victoria de sus seis visitas más recientes a Miribilla. Y Katsikaris, que vuelve a una pista donde dirigió durante tres campañas, ha desplazado a sus mejores hombres para lograrlo, a excepción del lesionado Nico Richotti y de un Davin White lejos de su mejor estado de forma y que se quedó en la Isla por decisión de su técnico. El lugar en la convocatoria del escolta de Arizona lo ha ocupado Josh Akognon, ya restablecido de sus problemas físicos.

El Iberostar Tenerife tratará de explotar sus virtudes en un duelo en el que Ponitka y Tobey deben hacerse notar más que nunca. Con el fin de poder contrarrestar las prestaciones de un contrincante que mezcla la experiencia de jugadores como Mumbrú, Tabú o Hervelle con la frescura de Thomas, Rebic o Bentil.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine