12 de enero de 2018
12.01.2018

Las cláusulas del fútbol más surrealistas

Desde firmas de cromos hasta primas por buena conducta, existen cláusulas de todos los colores

14.01.2018 | 17:58

La supuesta cláusula en el nuevo contrato rubricado por parte de Leo Messi con el Barça, en la que se asegura que el crack argentino podría abandonar el club en caso de que Cataluña lograse la independencia y el Barcelona quedase excluido de cualquiera de las principales ligas europeas, no es la única condición peculiar que exige un jugador a la hora de firmar.

'Football Leaks' publicó varios documentos en los que mostraba cláusulas secretas y extrañas que otorgaban a los futbolistas suculentas cantidades de dinero por estampar firmas.

Precisamente, esa fue la labor de Neymar para cobrar 50.000 euros, firmar. Un acuerdo con la empresa de colecciones 'Panini America' le ofreció dicha cantidad por estampar su rubrica en 600 cromos cuando todavía jugaba en Santos. Ganó 77 euros por cada unidad.

Neymar durante un partido con el PSG. Foto: Reuters

El bonus de Vermaelen por posición


Ahora que Thomas Vermaelen vuelve a jugar a gran nivel, en su posición natural, puede que está noticia pueda sorprender aún más. Cuando el belga firmó con el FC Barcelona, se incluyó un apartado en el que se le pagaría 100.000 euros más por aceptar la posición que el técnico escogiese para que jugara. También tenía que aceptar que el entrenador tomara la decisión de no alinearle o que el propio club lo usase para actos público.

El jugador del Barcelona Thomas Vermaelen. Reuters

El Atlético salió beneficiado de la venta del 'Kun'

Cuando en el verano de 2011 Sergio 'Kun' Agüero puso rumbo Manchester, dejó alrededor de 45 millones de euros en las arcas del Atlético de Madrid. Pero además, una de las cláusulas del contrato obligaba a los 'citiziens' a pagar a los colchoneros 250.000 euros por cada 15 goles que marcase y otros 250.000 por cada 25 partidos disputados. Pero no terminaba ahí, por cada título de Premier que lograse el Manchester City, pagaría otro millón.

Sergio 'Kun' Agüero en un partido con el Atlético. Foto: Reuters

Van der Vaart, sin rojo


El Betis regresaba en 2015 a Primera División y fichaba al holandés como estrella para su nuevo proyecto. Sin embargo, la curiosa cláusula que tuvo que firmar fue, probablemente, la única alegría que dejó a los aficionados béticos. El jugador tenía libertad para escoger el color de las botas que quisiera excepto uno, el rojo, color del Sevilla FC, el eterno rival.

Rafael Van der Vaart el día de su fichaje por el Betis. Archivo.

Los problemas de Thiago Silva con la Hacienda italiana


Con la revolución del jeque en el PSG, el club parisino comenzó a fichar a los mejores jugadores del mundo para pelear con los equipos europeos más potentes. Una de esas incorporaciones fue Thiago Silva, considerado en aquel momento como uno de los mejores centrales del planeta fútbol. Pues bien, Silva jugaba en el AC Milan y tenía algunos problemas con la Hacienda italiana, que le reclamaba 2,5 millones de euros. El PSG aceptó incluir una cláusula que obligaba al club a hacerse cargo de la deuda.

El jugador brasileño Thiago Silva. Foto: Reuters.

Premio para Balotelli por ser un buen chico


Tras ofrecer un más que aceptable nivel en el AC Milan, el Liverpool pagó 20 millones de euros para hacerse con un jugador tan espectacular como problemático como Mario Balotelli. Entre sus innumerables bonus por lograr objetivos, una de las cláusulas de su contrato reflejaba unos 600.000 euros por comportarse bien en el terreno de juego y no sufrir más de las tarjetas rojas estipuladas.

Mario Balotelli durante un partido con el Manchester City. Reuters.

Daniel Agger y su empresa


Cuando el jugador firmó por el Liverpool, el Brondby recibió tres millones de euros por su traspaso, un acuerdo histórico para el conjunto danés. A pesar de la cifra, todo parecía indicar que se trataba de un acuerdo más, pero la realidad es que no fue así. El danés decidió incluir una cláusula que obligaba al equipo a mostrar publicidad de su empresa cada vez que jugaran de local.

Daniel Agger con Rafa Benítez durante su presentación con el Liverpool. Foto: Reuters
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine