02 de enero de 2018
02.01.2018
MOTOR. Rally Dakar

Carlos Sainz se prepara para un nuevo Rally Dakar

El piloto se muestra con ''mucha ilusión y muchas ganas'' ante el nuevo reto que arranca el 6 de enero

02.01.2018 | 07:45
Carlos Sainz.

El piloto español Carlos Sainz (Peugeot) ha anticipado que el próximo Rally Dakar, que arranca el 6 de enero y será "el más africano de los disputados en Sudamérica", se va a decidir "en la segunda semana" por lo que tiene que "ser paciente", a la vez que avisa que llega con "mucha ilusión y muchas ganas" por conseguir la victoria en la última participación de Peugeot en el raid.

"Van a pasar cosas desde el minuto uno pero se va a decidir la segunda semana. Pero para que se decida en la segunda semana, eso quiere decir que has tenido que pasar los primeros días sin problemas. Por lo tanto, la estrategia va a ser una baza y un factor importante", declaró el piloto madrileño en una entrevista a Europa Press.

Sainz analizó el recorrido del "Dakar más africano de todos los que se han disputado en Sudamérica". "Los cuatro primeros días son de desierto puro en Perú, que de lo que yo conozco es el desierto más real y duro, incluyendo Atacama, que puede haber en Sudamérica. Y luego va a acabar de una manera complicada en Argentina por el fuera de pista que es difícil. Además, pasando por el día de descanso y dos días en Bolivia a gran altitud", comentó.

"Hay que ser paciente y este año creo que voy a hacer un gran ejercicio de paciencia. Estoy con mucha ilusión y con muchas ganas como en todos los Dakar que he hecho hasta ahora, confiado y con ganas de que llegue el día seis", confirmó el madrileño como una de las claves del 'raid'.

El bicampeón del mundo de rallys destacó la anchura del coche, el Peugeot 3008 DKR, como una de las novedades para esta 40º edición de la prueba. "Lógicamente se analiza después de acabar el rally los puntos débiles del coche y el equipo ha decidido hacerlo más ancho, que le da más estabilidad y lo hace creo que más competitivo de cara a este año", puntualizó sobre el Peugeot, marca que dirá adiós al Dakar tras esta edición.

El piloto de 55 años confirmó que "la preparación ha sido muy similar" a la de todos los años porque le "funciona". "He tratado de prepararme bien aeróbicamente, hacer hipoxia tanto en el ejercicio como en reposo para aclimatarme al cambio de altitud, a esas grandes altitudes que vamos a superar de 4.500 metros. Y bien, la verdad es que me encuentro bien y con ganas", avisó.

"Mis compañeros de equipo, lógicamente, los de Toyota con Nasser Al Attiyah a la cabeza y los Mini, además, este año debutan con el dos ruedas motrices con Hirvonen y Nani Roma", analizó Sainz sobre sus posibles rivales al triunfo final.

De cara al futuro, el campeón de la prueba en 2010 con Volkswagen reconoció que estará "ocupado" aunque no corra el Dakar. "Mi vida va a continuar. El Dakar es una carrera al año que, por supuesto, requiere mucha dedicación y tiempo de test", anticipó.

Una de las opciones cuando ponga punto y final a su carrera podría ser la de dirigir un equipo de carreras aunque el veterano piloto lo ve "complicado". "A estas alturas, quizás sea un poco tarde pero nunca se sabe", aclaró.

Actualidad en la Formula 1

Además, preguntado por la actualidad de la Fórmula 1, el piloto madrileño analizó el fichaje de su hijo, Carlos Sainz, por el equipo Renault. "Renault está de vuelta a la Fórmula 1, está reinvirtiendo y para Carlos creo que es un paso adelante en su carrera deportiva estar en una marca tan importante y está muy ilusionado con la temporada que viene y confío en que pueda ser un gran año", puntualizó.

Por último, Sainz avisó "que hay esperar a los test" para ver el nivel de cada coche y sus posibilidades para la próxima temporada. "Son palabras mayores verles competir por victorias. Quizás, haya que esperar a los test para saber dónde va a estar el motor Renault y el McLaren", sentenció.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine