08 de diciembre de 2017
08.12.2017
Fútbol CD Tenerife

El esprint final

El Tenerife, obligado a ganar al menos dos de sus próximos tres partidos para no descolgarse de la zona alta

08.12.2017 | 01:00
El esprint final

Después de la larga travesía peninsular -para jugar ante el Espanyol en la Copa del Rey y contra el Almería en liga-, el Tenerife afronta tres compromisos consecutivos en apenas 11 días. Son duelos exigentes y que marcarán la capacidad del representativo para engancharse a la zona alta, aquella para la que fue concebido este proyecto. Con una puntuación que está muy por debajo de lo esperado, ganar al menos dos de estos tres envites parece fundamental. En enero ya vendrán los retoques anunciados en la plantilla, pero antes es absolutamente imprescindible que el Tenerife no se descuelgue.

Reus (10 de diciembre). Los isleños disputarán su penúltimo partido en casa del año 2017 contra un equipo ubicado en la zona tibia de la clasificación pero que cuenta, por segundo año consecutivo, con uno de los topes salariales más bajos del campeonato. En realidad es un milagro que el club catalán -fundado en 1978, con apenas cuatro décadas de vida- tenga sitio en el balompié profesional, pero al milagro iniciado por Natxo González (ahora en el Zaragoza) se ha unido la buena labor del desconocido Aritz López Garai en el banquillo catalán. Con un plantel de obreros más que de estrellas, el próximo rival del representativo tan solo ha perdido dos partidos a domicilio.

Sporting (17 de diciembre). La última salida del año será a uno de los estadios más difíciles de la categoría. Es El Molinón, donde los equipos visitantes se enfrentan a un ambiente que abruma. Los miles de abonados del Sporting garantizan un entradón cada vez que juegan los rojiblancos. Pero también una presión que el cuadro asturiano no siempre digiere bien. Por lo pronto, el equipo gijonés no está en las posiciones de ascenso directo y algunos tropiezos recientes -sobre todo la goleada del Cádiz en el Principado- han irritado sobremanera a la parroquia local, que ve peligrar el tan ansiado cambio de categoría.

Cádiz (21 de diciembre). Antes de irse de vacaciones, al Tenerife de Martí le esperado un compromiso repleto de morbo. Por un lado, por el siempre especial regreso de Álvaro Cervera, segundo entrenador con más partidos dirigidos al representativo; y por otro, porque el Cádiz fue la víctima víctima de los blanquiazules antes de dejarse el ascenso a Primera en el campo del Getafe. Los amarillos llegan hasta arriba de moral, recuperados de una crisis de juego y resultados; y aupados a la primera línea del escaparate nacional por su hazaña contra el Betis en la Copa.

Y después... Tras parar por las Navidades, a la vuelta de las vacaciones le espera al representativo un doble desplazamiento a la Península. El primero, a Albacete; y el segundo, a Zaragoza. El calendario se descomprime por la eliminación copera, pero para el Tenerife enero también será un mes exigente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine