05 de diciembre de 2017
05.12.2017

Un accidente de globo en Turquía que le pudo costar hasta la vida

05.12.2017 | 00:18

El pasado mes de abril, cuando ya parecía haber dejado atrás su lesión de rodilla del verano anterior, Juan Palacios vio como un accidente de globo estuvo a punto de acabar no solo con su carrera sino también con su vida. "Lo de subir en globo es una de esas cosas que creo que todos queremos hacer, y a mí, gracias a una amiga que tenía en Estambul, se me presentó la ocasión. Ya de entrada me dijeron que era muy alto para meterme en un globo porque las canastas suelen ser muy bajitas, y pensé ' cualquier movimiento y bye, bye Juan Palacios", recuerda ahora sobre un viaje que empezó con mucha ilusión pero que terminó en tragedia. "Estábamos volando sin apenas viento y tras casi 45 minutos de viaje, de un momento a otro, el piloto comenzó a bajar, de pronto gritó y nos chocamos contra un cable de tendido eléctrico. Primero las chispas nos quemaron la ropa y cuando el cable se rompió caímos todos al suelo", relata el de Medellín sobre "una experiencia no muy gratificante". "Al caer no sentí las piernas durante un par de minutos, aunque a mí me pareció una eternidad. Encima mi amiga se llevó un golpe en la cara del que le tuvieron que poner siete tornillos", cuenta igualmente. Para su suerte Palacios no se llevó la peor parte del incidente. "Luego te volteas y ves a una persona muerta. Ahora, pasado el tiempo, estoy muy agradecido de estar aquí para seguir haciendo cosas grandes, porque perfectamente podía haber muerto en ese accidente", añade sobre el suceso en el que pereció un turista francés. Lo que sí es evidente es que a Juan ya no le quedan ganar de volver a montar en globo. "No, no. Aunque tengo unos amigos que solo dos meses después del accidente me fueron a visitar y me dijeron de ir a montar. "Ustedes están borrachos", fue lo que le salió espontáneamente al colombiano como respuesta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine