27 de noviembre de 2017
27.11.2017

Pioneros y sin límites

Isidre Esteve, Eunate Arraiza, José Manuel Ruiz y Loida Zabala son un ejemplo de deportistas españoles con discapacidad que disputan competiciones absolutas

27.11.2017 | 04:00

Isidre Esteve, Eunate Arraiza, José Manuel Ruiz y Loida Zabala tienen una historia común. Los cuatro practican deporte. Su currículo revela que son piloto, futbolista, jugador de tenis de mesa y haltera y sus resultados evidencian que son brillantes en sus respectivas disciplinas. Los cuatro deportistas españoles comparten, además, discapacidad.

Un accidente de moto mientras disputaba la Baja Almanzora (Almería, sur de España) en marzo de 2007 obligó a Isidre Esteve a readaptar su realidad, ya que ese incidente le produjo una lesión medular aguda. José Manuel Ruiz nació sin parte del brazo derecho. Loida Zabala perdió a los once años la movilidad en las piernas, mientras que Eunate Arraiza, jugadora del Athletic Club de Bilbao e internacional absoluta con la selección española, convive con una sordera. Estas discapacidades condicionan su día a día, aunque todos ellos han sabido competir ante rivales sin discapacidad.

Loida Zabala, por ejemplo, presume de haber ganado en diciembre del año pasado la prueba de la Copa de Europa de powerlifting disputada en Alhaurín de la Torre (Málaga, sur), batiendo además dos veces el récord de España al conseguir levantar primero 90 kilos y después 95.

Para José Manuel Ruiz es más habitual. "No existe una Liga de tenis de mesa para discapacitados, así que todos jugamos Ligas con deportistas sin discapacidad, en una categoría más alta o más baja en función de nuestro nivel deportivo", cuenta el abanderado del equipo paralímpico español en los pasados Juegos de Río 2016. Él ha llegado a jugar ProTours (Abiertos Internacionales) con deportistas sin discapacidad. "Soy el único que ha jugado en la Superdivisión Nacional, la división más alta en España", remarca.

Eunate Arraiza, por su parte, afronta su sexta temporada en el Athletic Club de Bilbao. Habitual en el once del conjunto vasco, la polivalente jugadora de Biurrun (Navarra) disputó recientemente su partido número 150 con la camiseta rojiblanca. Contribuyó a la conquista de la Liga en la temporada 2015/16 y compitió en la Liga de Campeones en la campaña 2016/17.

Su buen hacer con el balón ha sido premiado asimismo con la llamada de la selección española, con la que persigue la clasificación para el Mundial de Francia 2019.

A un nuevo Rally Dakar apunta, por su parte, Isidre Esteve. Tras el accidente, el piloto de Repsol se comprometió consigo mismo a luchar al máximo para no dejar de hacer lo que más le gusta. "Ya tuve la oportunidad de correr el Dakar en el año 2009, la primera edición que se hacía en Sudamérica. Pero esa vez tuve ciertos problemas por úlceras por presión y estuve un año y medio tumbado", recuerda en una entrevista.

Reapareció en la edición de 2017. "Volver para mí era importante. Por un lado, por ver si podía seguir siendo competitivo; y, por otro, porque visto lo que sucedió en 2009 quería saber si el cojín inteligente me aportaba realmente lo que quería", rememora.

Del 6 al 20 de enero de 2018 volverá a medirse en el rally más duro del mundo, con metas deportivas más ambiciosas. Aunque su presencia en la línea de salida es ya un triunfo: el de la integración. Un éxito que también comparten Eunate Arraiza, José Manuel Ruiz y Loida Zabala.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine