Álex López comienza a sonreír

14.11.2017 | 00:35
Álex López comienza a sonreír

El tinerfeño Álex López arrancó la semana con cuatro puntos en su barbilla fruto de un encontronazo fortuito durante un entrenamiento, y la acabó con otros cuatro por una brecha en su ceja izquierda en el último lance de su partido ante el UCAM Murcia. Dos golpes en forma de dulce peaje, y es que el tinerfeño vivió de forma activa la primera victoria de su equipo, el San Pablo Burgos, en la Liga Endesa, poniendo fin así a una racha de siete derrotas. "Estamos contentos y a la vez aliviados de que el buen trabajo de la semana se vea plasmado con un triunfo", apuntaba ayer el jugador lagunero, sabedor, eso sí, "de que solo es un triunfo y no se puede celebrar más de lo que se debe". Lo que no esconde el escolta isleño es que esta primera alegría liguera es "importante para que el grupo siga confiando en cómo está trabajando".

Con siete jornadas sin conocer la victoria, López no llegó a apreciar "desesperación" en el vestuario del conjunto burgalés, pero sí admite que "en los primeros partidos" su equipo se "quedaba con las ganas de competir". "Nos estaba faltando un nivel más físico", señala sobre unas sensaciones "que habían cambiado en las últimas semanas". "Ya no estábamos perdidos, sabíamos a lo que jugábamos y estábamos más compenetrados, y eso nos llevaba a competir al menos durante 35 minutos", recuerda Álex, si bien es cierto que el Burgos acabó cayendo ante Real Madrid y Valencia. "Al final estos equipos sí saben competir este tipo de partidos hasta el final", dice con cierta resignación.

En su debut en la categoría López admite que comentó "en su momento en el vestuario la situación por la que pasó el Canarias" en su primera temporada", cuando arrancó con seis tropiezos seguidos. "También lo hizo Thomas Schreiner por su experiencia en Andorra y sabíamos que el inicio sería complicado", advirtió. En ese mismo sentido, Álex comenta que los americanos de la plantilla, Corey Fisher y Deon Thompson, llegaron a aguantar el tipo ante una situación tan adversa "y nada cómoda de llevar", e incluso advierte que "han dado un paso adelante en estas últimas jornadas y han sumado en responsabilidad para guiarnos un poco más". Ahora, sin las ataduras de no saber lo que es ganar, el tinerfeño espera que se vea "un Burgos duro y serio, sin tantas pérdidas y que compite para dar mucha guerra".

Hasta la fecha López juega 21 minutos por partido (el cuarto del equipo), ha sido titular siete veces, y promedia 7,6 puntos y 2,6 rebotes. "La verdad es que estoy muy satisfecho porque sinceramente no me esperaba contar con tantos minutos como he tenido hasta ahora. Estoy encantado y ahora quiero seguir demostrando que puedo competir en esta liga para quedarme en ella muchos años", dice a modo de cierre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Deportes

Rubiales optará a presidir la Federación de Fútbol

Rubiales optará a presidir la Federación de Fútbol

Abandona la presidencia Asociación de Futbolistas Españoles para presentar su candidatura a la RFEF

Muere la extenista checa Jana Novotna

Muere la extenista checa Jana Novotna

Campeona de Wimbledon en 1998, tenía 49 años y fue una de las grandes rivales de Arantxa y Conchita

Atlético y Madrid empatan y dejan vía libre al Barça

Blancos y colchoneros se quedan a 10 puntos del líder en la 13ª jornada de Liga tras un duelo...

La primera crisis de la temporada

La primera crisis de la temporada

El 3-0 de Huesca agrava la situación del equipo y pone a Martí en el centro del foco

"Ni me imagino una Liga sin el Barça"

"Ni me imagino una Liga sin el Barça"

"Me tocó aguantar alguna pitada al himno nacional en finales de la Copa del Rey y no gusta, pero...

Enlaces recomendados: Premios Cine