Baloncesto. Basketball Champions League
Iberostar Tenerife8272MHP Riesen L.
 

Arreón de campeón

El Iberostar suma su primer triunfo continental del curso gracias, en buena medida, a un parcial de 25-5 en el segundo cuarto (44-20) con el que se quita de encima a un pegajoso Riesen que nunca se rinde

18.10.2017 | 13:20
Arreón de campeón

Un segundo cuarto brillante fue ayer el salvoconducto utilizado por el Iberostar Tenerife para sumar su primera victoria del curso en la Basketball Champions League. Un arreón para demostrar galones de campeón, casi ridiculizar a su adversario, y que se tradujo en un parcial de 25-5 (para un 44-20) para allanar sobremanera su éxito. Pero al contrario de lo que sucedió el domingo en Badalona los de Markovic se dejaron ir en lo que restaba de partido y vieron como su rival se acercaba poco a poco en el marcador. También, en buena medida, por la presión asfixiante y si descanso del Riesen. Colapsado, y no solo por momentos (seis puntos en nueve minutos), los laguneros solo ofrecieron tras el intermedio algunos momentos de lucidez (especialmente con Vázquez y Abromaitis) para hacer efectivo el esfuerzo previo. Ante la falta de la continuidad necesaria tras el intermedio, el Iberostar sí demostró templanza y entereza para que las piernas no le temblaran en el momento más delicado. Sacaron así adelante los de Markovic un duelo complicado para ganar entereza y, de paso salvaguardar a los de tobillos de un Tobey, que si bien se vistió, no fue necesario que saltara a la pista.

El Iberostar se topó de entrada con el rival que esperaba. Un conjunto muy activo en ataque, al que no le importaba mirar al aro en el inicio de la posesión, muy incisivo en el rebote de ataque (tres en otros tantos minutos) y que presionaba a toda pista tras canasta, lo que hasta obligó a Vázquez a subir la bola para salir de la telaraña germana. Una intensidad (que solo se entendía con la rotación de todo su quinteto en menos de cuatro minutos de juego) que a los de Markovic le costó digerir un tanto para no verse atrapado en la trampa (primero encontrar receptor y luego cruzar la media pista en menos de ocho segundos) que tanto rédito le ha dado últimamente. Quizá esa inusual situación descolocó a los laguneros en ataque (5-6), demasiado alocados por momentos y que sufrieron alguna pérdida como peaje a la mordida del Riesen. Pero entre que supo vivir del acierto en el tiro libre (7/7 en el primer cuarto) y encontró un filón en Niang, los aurinegros empezaron a verlo todo más diáfano. Y es que el senegalés no solo logró frenar la sangría en el rebote del aro canarista, sino que además fue imparable por arriba en ataque (en una comunión perfecta con Bassas) para poner a los locales en franquicia (19-12, 10').

Pese a haber estabilizado notablemente la situación, el Iberostar no terminaba de estar cómodo en ninguno de los dos lados de la cancha (19-15), especialmente delante, sin presencia en el tiro exterior (0/1 en triples) ni tampoco en el rebote de ataque (0 frente a los 6 de su rival). Pero en un abrir y cerrar de ojos todo cambió, ya que el Iberostar rescató su mejor versión y puso la directa. Entre la mano prodigiosa de Vázquez, un triple y la verticalidad de Richotti, y un 2+1 de Abromaitis corriendo por la calle central, el cuadro canarista fabricó un 12-0 en apenas dos minutos y medio (tiempo muerto incluido) que dejó grogui a los alemanes y, de paso, despertó a la bestia aurinegra con Ferran Bassas como maestro de las operaciones ofensivas. A partir de ahí todo comenzó a ir rodado para los isleños, que apretaron de lo lindo atrás, se reconcialiaron con el 6,75 (llegaron a sumar 4/6 en el segundo acto), dominaron por arriba de nuevo con Petit, y corrieron de forma desatada, casi como está trazado en la cabeza de Markovic. Cuando los de John Patrick se quisieron dar cuenta el parcial había crecido hasta un escandaloso 25-5 para el 44-20 global. Solo la lógica relajación local por un marcador tan holgado, y el amor propio del Riesen (con buenas defensa y corriendo) evitó que la renta superara la veintena al intermedio (48-28).

Con la renta adquirida en el segundo periodo como colchón de garantía y pese a un triple de San Miguel (51-32), le costó y mucho al Iberostar mantener, a la vuelta de vestuarios, las prestaciones de los minutos anteriores. Sin la intensidad necesaria atrás y con demasiados errores en campo de ataque, el cuadro lagunero sobrevivía gracias a la actividad defensiva de Vázquez y la electricidad de Ponitka (53-36). Pero poco a poco el encuentro se fue metiendo en un baloncesto loco de ida y vuelta en el que los tinerfeños volvían a estar sumamente incómodos, con enormes problemas para sacar el balón de su propia pista y sin apenas ideas para mirar el aro cuando de atacar en posicional se trataba. Sin hacer nada del otro mundo, el Riesen fue sacudiéndose poco a poco el revolcón sufrido antes del intermedio hasta el punto de situarse a solo siete puntos tras triple de Waleskowski (54-47). Colapsado por completo, el equipo aurinegro apenas había sumado seis puntos tras más de nueve minutos de periodo. Un parcial de 6-19 que se explicaba también por las nueve pérdidas cometidas por los isleños en ese cuarto. Solo un triple de Beirán y una buena acción defensiva de Abromaitis sacó del atolladero al Canarias (59-47).

Fue Ponitka el que mejor pareció entender el toque de atención y con cuatro puntos hizo despertar a los suyos en el arranque del último cuarto (63-50). Pero ni con la impronta del polaco (63-54) ni con un triple de Richotti (66-54) terminaba de estar cómodo el Iberostar frente a un Riesen pegajoso a más no poder, al que no se le agotaban las pilas para seguir presionando en toda la cancha y que era capaz de responder a cada uno de los pocos aciertos locales para mantenerse enganchado al encuentro. Así fue, por ejemplo, en el 3+1 con el que Koch contrarrestaba el triple de Tim Abromaitis (72-64, 36'). Afortunadamente, ese arreón descomunal del segundo cuarto (pero poco más) hizo posible que la victoria local, dentro de un continuo intercambio de canastas, no peligrara en exceso. Un triunfo que terminaría de certificar Ponitka con un triple (79-68) a poco más de un minuto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Deportes

El Real Madrid firma su pase a octavos con una goleada balsámica al Apoel

El equipo blanco vapulea al conjunto chipriota con goles de Benzema (2), Cristiano (2), Modric y...

El Sevilla culmina en el minuto 92 una remontada épica

El conjunto andaluz logra un espectacular empate tras ir perdiendo al descanso por 3 a 0

Alonso: "Estoy deseando que llegue Daytona"

Alonso: "Estoy deseando que llegue Daytona"

El asturiano ha rodado este martes en el circuito de Alcañiz con el Ligier del equipo United...

Jorge inicia su carrera como modelo con el respaldo de Tenerife Moda

Jorge inicia su carrera como modelo con el respaldo de Tenerife Moda

El central isleño será la imagen de la sastrería de Néstor Rodríguez

Dani admite los primeros contactos

Dani admite los primeros contactos

El cancerbero revela conversaciones con el club para su renovación hasta 2020

Eva ve recompensado su sacrificio

Eva ve recompensado su sacrificio

La alero del Adareva superó antes de lo previsto una importante lesión de tobillo y volvió el...

Enlaces recomendados: Premios Cine