28 de febrero de 2017
28.02.2017

A doctorarse en Salónica

El Iberostar Tenerife quiere lograr un buen resultado en su visita al PAOK en la ida de los octavos de final. "Es una eliminatoria abierta", señala Txus Vidorreta

28.02.2017 | 03:07
Los jugadores del Iberostar Tenerife se ejercitan en la cancha del PAOK.

Un partido de los de verdad. El Iberostar Tenerife tiene esta tarde una gran cita en el baloncesto europeo. El cuadro aurinegro visita a un histórico, el PAOK, en el partido de ida de los octavos de final de la Basketball Champions League con el objetivo de obtener un buen resultado para rematar la clasificación la próxima semana en el Santiago Martín. La cita en el PAOK Sports Arena de Salónica (17:30 horas, Gol) llega en un gran momento, con los isleños en la primera posición de la Liga Endesa y con las buenas sensaciones tras la última victoria en la siempre difícil cancha del Fuenlabrada en la mañana del pasado domingo.

La puesta en escena es atractiva porque el combinado de Sonis Markopoulos fue capaz de eliminar al Partizan en la ronda anterior tras caer en casa (74-76) y ganar en Belgrado (78-82). Pese al ambiente que siempre se registra en las canchas griegas, el PAOK 2016/17 no se está mostrando como un coco en su feudo. De hecho, en la BCL fue derrotado, además de por los serbios, por el Asvel francés (61-67) y el Ewe Baskets alemán (79-82).

La gran estrella del conjunto heleno es Thaddus McFadden. El alero, nominado mejor jugador de los dieciseisavos de final de la BCL tras sus dos actuaciones ante el conjunto serbio, declaró que "la gente va a decir que no somos los favoritos, pero eso hay que demostrarlo en la cancha". Sobre el partido ante el Iberostar, McFadden reconoció que "son ese tipo de partidos que nos gustan a los que amamos el baloncesto. Cualquier cosa puede pasar, pero tenemos mucha confianza en nuestras posibilidades".

El cuadro canarista viajó a Grecia tras el partido de Fuenlabrada y ayer se ejercitó con normalidad. La importancia de la cita es máxima y así lo entienden tanto cuerpo técnico y jugadores. Un buen resultado en Salónica acercaría a los aurinegros a la penúltima ronda. El técnico Txus Vidorreta considera que "es una eliminatoria abierta. El PAOK es un equipo muy experimentado y de gran poder ofensivo, con dos grandes anotadores. Tratarán de endurecer el partido, hacerlo muy físico, y si somos capaces de adaptarnos con nuestro talento ofensivo podremos llevarnos la victoria".


La pasión con la que se vive el basket en las gradas de los pabellones griegos no intimida al preparador del Iberostar, que considera que "a doble partido, el factor cancha no es muy importante. Si hay marcador equilibrado el ambiente puede ayudarte a imponerte al rival, pero es algo que no contemplamos por ahora. Ya veremos qué tipo de importancia tendrá el choque del Santiago Martín".

Finalmente, Vidorreta habló del aspecto anímico de sus hombres, líderes actuales de la Liga Endesa. "Llegamos llenos de moral tras ganar en Fuenlabrada. Intentamos llegar en las mejores condiciones. Solo tenemos a Ferrán Bassas con un resfriado, de resto están todos al cien por cien", aseguró el entrenador del Iberostar Tenerife.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine