17 de febrero de 2017
Baloncesto
Baskonia9081Iberostar Tenerife
 

El Iberostar muere en la orilla

El cuadro lagunero cae ante el Baskonia tras ir siempre a remolque, pero mostrando los arrestos suficientes para no bajar los brazos hasta el último suspiro

17.02.2017 | 17:54
El Iberostar muere en la orilla
Abromaitis entra a canasta ante la defensa de Voigtmann.

La aventura copera del Iberostar Tenerife solo duró 40 minutos. Una lucha constante y encomiable para no irse nunca del partido y el remontar cada una de sus ostensibles desventajas no le bastaron al cuadro lagunero para salir airoso de su dulo contra el Baskonia y plantarse en las semifinales. Un sueño roto solo en el último suspiro después de que los aurinegros lograran sortear no pocos obstáculos y deficiencias. Trabas en forma de no poder frenar a un imperial Shane Larkin, pero también imperfecciones en forma de no estar acertados en el tiro de tres (7/33), permitir muchas situaciones liberadas de los locales, y no terminar de dar un golpe definitivo sobre la mesa en cada uno de sus amagos de remontada, como cuando llegaron a ponerse a cinco (84-79 a 50" del final) tras haber estado 12 abajo solo un par de minutos antes. Un conjunto a todas luces prohibitivo cuando en frente está un conjunto premiado por la necesidad de ganar, pero llevado en volandas por un Buesa Arena que parecía jugarse la vida en el envite.

Trató de entrada el Baskonia de repetir la fórmula que tan buien resultado le dio al Gran Canaria cuatro días atrás, el ahogar el ataque canarista a base de 2x1 en el perímetro. Una situación de la que los isleños parecieron salir airosos en un primer momento, con paciencia, gracias a alguna que otra penetración, una buena circulación y la capacidad de definición en el 2x2 de Bogris (7-10).

El Iberostar parecía estar salvando el primer envite que le planteaba su rival, si bien no terminaba de estar sólido donde realmente debía, en defensa. Y es que en el otro lado de la pista Larkin desborbada a San Miguel con demasiada facilidad, al margen de que los locales eran capaces de circular bien el balón (triple de Tillie) y sacar tajada de algún otro rebote ofensivo. Ahí, los laguneros empezaron a acusar su pobre porcentaje desde el 6,75 (llegaron a estar con 1/7) y sobre todo no supieron digerir la pegajosa defensa de los baskonistas, en ocasiones al límite de lo permitido especialmente sobre los bases. Con Hanga presente en todos lados, el conjunto de Sito Alonso fabricó un parcial de 10-0 (18-10) que llegó a ser más tarde de 15-2 tras un triple liberado de Tillie (22-12).

Sin solidez defensiva, tiros en malas situaciones y sin presencia en el rebote ofensivo, el Iberostar dio la sensación de entrar en colapso. Situación demasiado peligrosa en un escenario tan hostil como lo era ayer el Buesa Arena pero de la que poco a poco salieron los de Vidorreta. Primero con un triple de Kirksay, y a continuación metiéndose en un intercambio de canastas (donde mucho tuvieron que ver White y la solvencia interior de Bogris). Un toma y daca que de primeras no dio los frutos deseados ya que Baskonia seguía disponiendo de muchos tiros liberados (28-19), pero al que los laguneros añadieron un par de buenas defensas (una de ellas provocando a su rival pérdida de ocho segundos) y, sobre todo, el acierto desde el 6,75 de Grigonis y White.

Casi sin darse cuenta, el Iberostar había vuelto al partido (31-28), pero lo más importante, había recuperado la alegría en su juego, ganado en confianza y, de paso, conseguía meterle el miedo en el cuerpo a su rival (33-31, 16'). Los isleños habían solucionado su pobre acierto exterior, pero el parche fue solo momentáneo. Y es que lejos de darle continuidad a su tino en el lanzamiento de tres puntos, el Iberostar regresó a sus prestaciones del primer cuarto para errar hasta cinco tiros seguidos (para un 4/17 al descanso). Errores que a su vez no tuvieron la más mínima respuesta en el rebote ofensivo, una faceta inédita para los laguneros en todo el segundo acto (para un 22 a 11 tras 20 minutos de juego). Entre esa huelga de brazos caídos debajo del aro baskonista y que en su propia zona no supo frenar las penetraciones de Larkin ni las acciones por arriba de Diop, el cuadro canarista llegó a verse 12 abajo (43-31). Otro momento delicado que atenuó Abromaitis con un 2+1 poco antes de llegar al intermedio (45-34).

Obligado a reaccionar tras el paso por los vestuarios, el Iberostar mejoró uno de sus debes, el rebote ofensivo, en el arranque del tercer cuarto. Segundas opciones para paliar la continuidad del desacierto exterior. Al menos lograron los tinerfeños que su rival no rompiera el partido (47-36) antes de un revolcón en el que White le sacara a Diop una falta y una posterior antideportiva. Jugada casi perfecta ya que el de Phoenix anotó tres libres para añadir, tras el saque de banda, un triple de Doornekamp (47-42). Otra vez tocaba el Iberostar a las puertas del partido pese a que se empeñaba en seguir errático desde el 6,75, y permitir a su rival triples liberados (51-44).

Una canasta de White y un 2+1 de un activo Grigonis dejaban el electrónico en 52-49 (27'), una desventaja que pese al enésimo triple liberado del Baskonia (Budinger para el 55-49), dejó Kirksay en dos (55-53) tras estar listo en un robo en media pista. Y ahí el Iberostar volvió a pecar de falta de continuidad, esta vez con tres acciones negativas seguidas del propio Tariq (61-53). Le tocaba una vez más a los de Vidorreta hacer la goma para no despedirse definitivamente del choque. Pero la cuerda ya no daba para más. De nada sirvió la aportación de Abromaitis (seis puntos en el inicio del tercer cuarto para el 70-63), toda vez que el norteamericano parecía haberse quedado solo en el ataque canarista, ya que el regreso a la pista de Richotti (dos minutos) resultó más perjudicial que beneficiosa para los isleños. La goma se estiraba cada vez más con un Larkin tan estelar como imparable, ya fuera penetrando, sacando tiros libres o desde el 6,75 para responder al intermitente acierto canarista desde el perímetro. A la fiesta baskonista se sumó Beaubois para hacer de la remontada canarista casi un imposible (80-68).

Con menos de cuatro minutos por delante, y pese a que no terminó de dejar de lado sus regalos, el Iberostar se resistía a doblar la rodilla gracias a un par de acciones de Bogris y, sobre todo Grigonis, que ponía a los aurinegros seis abajo con 90 segundos por jugarse (83-77). Se abría una puerta a la esperanza que los colegiados cerraron rápidamente con una falta (la quinta) de San Miguel que no era. Y aún así, y con otra pérdida de Grigonis entre medio, la desventaja canarista quedó en cinco tras dos libres de Doornekamp (84-79, a 50"). Demasiado tarde para la reracción, demasiado margen cuando Baskonia fue, como en casi todo el partido, fiable desde el 4,60. El sueño copero del Iberostar se había desvanecido fruto de la inconsistencia, al menos la que pena ante partidos de máxima exigencia como el de ayer. Queda el consuelo de que la imagen y la entrega hasta el último suspiro del cuadro lagunero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Deportes

Valentino Rossi.
Rossi recibe el alta médica tras su accidente del jueves

Rossi recibe el alta médica tras su accidente del jueves

El piloto de MotoGP se recupera de las heridas que sufrió al practicar motocross este jueves

Valentino Rossi evoluciona favorablemente de sus heridas

Valentino Rossi evoluciona favorablemente de sus heridas

El piloto ha pasado "buena noche" tras su accidente de motocross y hoy podría abandonar el hospital

La Bluetrail hace historia

La Bluetrail hace historia

Hospiten y la organización de la prueba impulsan un estudio pionero y gratuito que medirá la...

Alonso se estrena en la Indy: Guía para seguir la carrera

Alonso se estrena en la Indy: Guía para seguir la carrera

Descubre todas las claves de esta mítica carrera en la que el piloto español aspira a reinar

Cada dorsal tiene su propia historia

Cada dorsal tiene su propia historia

Los jugadores del Iberostar Tenerife explican el porqué han elegido los números que han lucido a...

Cámara alimenta las dudas

Cámara alimenta las dudas

Un golpe impide ejercitarse al lateral madrileño por segundo día consecutivo y peligra su concurso...

Enlaces recomendados: Premios Cine