22 de enero de 2017
22.01.2017
Fútbol. Segunda B

El Mensajero se vuelve de Gernika con un punto

El cuadro de Jorge Molina dispone de las mejores ocasiones del encuentro

22.01.2017 | 21:16
La plantilla del Mensajero, en la guagua tras el punto sumado ayer.

Valioso punto. El CD Mensajero logró un nuevo empate a domicilio frente a la SD Gernika, después de empatar a cero en tierras vascas en un encuentro donde pudo ganar cualquiera. El conjunto de Jaime Molina dispuso del peso del juego y gozó de las mejores oportunidades para llevarse un valioso triunfo por la permanencia de Urbieta. Los palmeros tuvieron su ocasión más clara con un despeje de Berasaluce, que a punto estuvo de alojarse en su propia portería. Por su parte, los vizcaínos pusieron el miedo en el cuerpo a los isleños, con sendos cabezazos de Etxaniz.

El equipo de Jaime Molina llegaba a la jornada 22 del Grupo II de Segunda División B con la intención de continuar en dinámica ganadora y conseguir un margen superior con la zona del descenso. Lo intentó desde el comienzo del encuentro, en el minuto 10 con un disparo de Ale González que fue rechazado. Presionaban los rojos la salida de balón rival con cinco defensas y dos carrileros, obligando al Gernika a recurrir al balón largo para desquintarse de intensidad impuesta por los palmeros.

El ritmo del encuentro fue decayendo, a consecuencia de la solidez defensiva de ambas escuadras, hasta que mediada la primera mitad los locales iban a gozar de una buena oportunidad en las botas de Etxaniz, pero la defensa mensajerista envió a córner. Los visitantes respondieron poco después con la ocasión más clara del partido. Juanda llegó hasta la línea de fondo y puso el pase de la muerte, que a punto estuvo de introducirlo en su propia portería Berasaluce, pero el balón se fue al larguero. Con el 0-0 se llegaría al descanso.

Nada más volver de vestuarios el equipo palmero pudo adelantarse en el marcador y romper el 0-0 que campeaba en el electrónico hasta el momento, pero Ale González no logró batir a Altamira con un potente disparo. El jugador cedido por el CD Tenerife en el equipo palmero se lesionaba minutos después, quedando media hora para el término del encuentro y Álex Cruz entraba en su lugar.

El partido se trabó hasta los últimos diez minutos, sin ocasiones claras para ninguno de los dos conjuntos. El Gernika quiso apretar en los compases finales del choque para dejar los tres puntos en Urbieta, pero los de Jaime Molina se defendieron bien. En el tiempo de prolongación, Etxaniz llevó el miedo al conjunto del Silvestre Carrillo, con sendos remates de cabeza que a puntos estuvieron de darle la victoria a la escuadra de Vizcaya. Los palmeros ganaron tiempo con un cambio en el tiempo de descuento y suman un punto a domicilio para permanecer fuera de la zona de descenso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine