17 de enero de 2017
17.01.2017

Los cuartos de final, ante el anfitrión

El Iberostar queda emparejado en la primera de las eliminatorias con el Baskonia, al que ya ganó en Liga

17.01.2017 | 03:50
Arriba, Hernández Rizo y Félix Fernández tras el sorteo. Abajo, el cuadro de emparejamientos.

El Baskonia espera en cuartos de final. El sorteo de la Copa del Rey celebrado ayer en Vitoria deparó para el Iberostar Tenerife el emparejamiento en la ronda inicial con el cuadro anfitrión, un cruce en teoría nada benévolo, ya que al margen de tener a la mayor parte de la grada del Fernando Buesa Arena en contra, medirá al conjunto de Txus Vidorreta con un adversario que parece haber ido a más en estas últimas semanas. La condición de cabeza de serie ganada a pulso por los aurinegros les sirvió para evitar a rivales de enjundia caso del Real Madrid, Barcelona y Valencia, pero lo cierto es que los laguneros tampoco tuvieron la suerte de cara, ya que sobre el papel el rival más asequible parecía ser el Andorra, tanto por potencial como porque los isleños ya les derrotaron hace apenas un par de semanas.

Las del Iberostar Tenerife y el Baskonia fueron las últimas bolas en salir de un sorteo en el que la luchadora Maider Unda y el exciclista Joseba Beloki ejercieron como manos inocentes. Pero paradójicamente tanto aurinegros como azulgranas serán los encargados de abrir esta Copa del Rey 2017 el jueves a partir de las 18:00 horas. Y es que el posterior sorteo para determinar los cruces de semifinales dilucidó que el ganador de esta eliminatoria se vea las caras con el que conjunto que salga airoso del duelo entre el Real Madrid y al Andorra. Toda vez que el cuadro blanco concluyó líder la primera vuelta de la fase regular y como tal posee el privilegio de jugar el primer día de los cuartos para luego poder descansar, al Iberostar también entrará en escena el citado día 16. Ya luego los compromisos televisivos determinaron que fuera el Real Madrid el que jugara en prime time.

Los antecedentes más cercanos

Sobre el papel no sale bien parado el Iberostar ante un conjunto al que su técnico, Txus Vidorreta, ha calificado como "uno de los grandes favoritos a ganar el título". Aún así, no son pocos los argumentos a los que puede agarrarse el equipo lagunero para pensar en una posible clasificación a semifinales. Por un lado, la llamada maldición (y a la vez presión) que suele perseguir al equipo organizador del evento; y por el otro, los resultados positivos cosechados por los canaristas en sus últimas visitas al Fernando Buesa Arena. Así, el conjunto aurinegro ha ganado tres veces en estas cuatro temporadas más recientes, incluyendo el 72-73 de hace un par de meses gracias a un palmeo in extremis de Javi Beirán. A mediados de febrero el alero madrileño no estará en suelo vasco, pero sus compañeros vienen dando muestras más que suficientes de ser capaces de cualquier machada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine