Baloncesto

Sergio ya enamora en Philadelphia

El base tinerfeño debutó con derrota en los Sixers, pero firmó una notable actuación con acciones brillantes. Fue titular, aunque sucumbió en su duelo ante Westbrook

28.10.2016 | 17:47
Sergio (i) trata de defender a Westbrook.

Un partido oficial ha bastado para que Sergio Rodríguez ya enamora en los Sixers de Philadelphia. En su regreso a la NBA cinco año después el base tinerfeño fue titular con su nuevo equipo y aunque firmó varias acciones brillantes no pudo evitar la derrota de los suyos ante los Oklahoma City Thunder por 97-103. El base tinerfeño jugó bien en el apartado individual, aportando varias asistencias espectaculares y también anotando un par de triples al filo de la posesión y en situaciones un tanto comprometidas. También colaboró el lagunero en el trabajo colectivo (tuvo, con +8, el mejor registro en el +/- del conjunto preparado por Brett Brown), pero su aportación final de 12 tantos, tercer mejor encestador de los suyos, que se quedó a las puertas de un doble-doble tras apartar 12 tantos y nueve asistencias -líder de los Sixers- no fueron suficientes para hacerle frente a la inspiración de la estrella Russell Westbrook.

Y es que Westbrook reivindicó su condición de líder y estrella de la NBA al encabezar el ataque de los Thunder. Así, en su primer partido de la temporada y de la nueva era del equipo sin su excompañero estrella Kevin Durant, logró un doble-doble de 32 puntos, 12 rebotes y nueve asistencias que no tuvo respuesta por parte de ningún jugador de los Sixers. La gran actuación de Westbrook le hizo pasar una noche de auténtica pesadilla a Rodríguez, que fue superado en varias ocasiones por el citado jugador. Westbrook también se reivindicó ante su excompañero Durant al demostrarle que va en serio su decisión de hacer a los Thunder un equipo ganador y competitivo.

Si Rodríguez no pudo ganar sí lo hizo su compatriota el escolta novato Alex Abrines que hizo su debut en la NBA con los Thunder y respondió con solidez en los 13 minutos que jugó de reserva. Abrines aportó tres puntos al anotar 1 de 2 tiros de campo, incluido el único triple que intento, no fue a la línea de personal, capturó un rebote, perdió dos balones y cometió tres personales, el problema típico de los novatos en la NBA que tendrá que superar cuanto antes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine