Fútbol. UD Las Palmas

Araujo asegura que los guardias civiles le engañaron en el control de alcoholemia

La Fiscalía reitera su petición de once meses de cárcel por delito contra la seguridad del tráfico para el delantero de la Unión Deportiva Las Palmas

26.10.2016 | 15:23
Araujo asegura que los guardias civiles le engañaron en el control de alcoholemia
El delantero de la UD Las Palmas, Sergio Araujo, en el Juzgado de lo Penal número 3 de Las Palmas de Gran Canaria.

La Fiscalía ha reiterado este miércoles 26 de octubre su petición de once meses de cárcel por delito contra la seguridad del tráfico para el delantero de la Unión Deportiva Las Palmas Sergio Ezequiel Araujo, durante un juicio en el que el jugador argentino ha alegado que fue engañado por la patrulla de la Guardia Civil que le exigió pasar un control de alcoholemia.

La vista, de algo más de dos horas de duración, se ha celebrado esta mañana en Juzgado de lo Penal número 3 de Las Palmas de Gran Canaria, ante al que han declarado, además del propio Araujo, cuatro agentes de la Guardia Civil, el padre el futbolista y un amigo que lo acompañaba en el momento en el que sucedieron los hechos.

En este juicio, se acusa a Araujo de haberse negado a someterse a un control de alcoholemia el 26 de septiembre, cuando estaba detenido con su coche en un carril de incorporación a la autovía GC-1, en el municipio de Ingenio, a primera hora de la mañana.

El delantero sostiene que fue víctima de una encerrona por parte de los agentes, ya que, según su versión, estos le convencieron para que moviera el vehículo (un BMW de su propiedad) hasta una zona donde no interfiriera con el tráfico, ya que se habían detenido a un costado porque su amigo, que conducía, se encontraba indispuesto.

Araujo mantiene que él estaba sentado en el asiento del copiloto y que contó a los agentes de Tráfico que había bebido alcohol, pese a lo cual, estos supuestamente le animaron a que moviera el coche para luego hacerle pasar el control de alcoholemia.

El jugador admite que llamó "mentirosos" a los guardias civiles porque se sintió "engañado", pero ha negado que los insultara en los términos que recoge el atestado, donde se le atribuyen estas palabras: "No soplo, yo no conducía. Son unos conos. No sirven para nada, en vez de ayudarnos nos joden. Cabrones. No sé para qué escribís tanto. Yo no me voy a presentar, lo hará mi padre con mi abogado y mi presidente lo solucionará todo".

Araujo finalmente accedió a pasar una prueba con un etilómetro no homologado -el que llevaba la patrulla motorizada-, y dio una tasa de 0,76 (por encima de la permitida), pero no llegó a someterse a la segunda prueba, con el etilómetro homologado que trajeron dos nuevos agentes, requeridos por los primeros ante la actitud del jugador.

En su declaración de hoy, el futbolista ha asegurado que no fue informado de que con su negativa a someterse al control incurría en un delito, como estipula el artículo 383 del Código Penal.

La versión que han ofrecido los agentes en el juicio hoy es totalmente opuesta. El primero de ellos sostiene que solo hablo con el amigo del jugador -Iván Martín, de 38 años-, al verle fuera del coche, y asegura que después de avisarle de que si no movía el coche tendría que ser retirado por una grúa, fue Araujo quien, por voluntad propia, se puso al volante y circuló durante unos 20 metros, trayecto que observó el otro agente, quien le ordenó parar.

El segundo de los agentes ha relatado que le pareció extraña la maniobra porque circuló muy lentamente, con un pequeño zig-zag, y no se incorporó a la rotonda cuando podía hacerlo con normalidad. Y al hablar con él, observó que estaba bajo los efectos del alcohol.

Los agentes han asegurado que fueron insultados por el jugador y que este incluso intentó cerrar el coche y abandonar el lugar, por lo que solicitaron refuerzos para su posible detención.

El futbolista, de 24 años, hizo varias llamadas telefónicas desde su móvil y su padre se personó pocos minutos después en el lugar de los hechos. Este ha testificado hoy que le dijo a su hijo que se sometiera a la prueba definitiva, pero que los agentes no le dejaron. "Ya es tarde", le dijeron, de acuerdo con su versión.

El abogado del jugador, Lino Chaparro, ha pedido la libre absolución de su defendido porque entiende que fue víctima de una emboscada, posiblemente por tratarse de un personaje público, y porque circular 20 metros, aunque fuera bajo los efectos del alcohol, no supone un riesgo para la seguridad vial. En caso de ser declarado culpable, ha anunciado que presentará recurso.

Además, se ha extrañado de que en el atestado no se hiciera constar que el jugador sí se sometió a la primera prueba, con el etilómetro no homologado, y tampoco que fueran requeridos dos agentes de refuerzo.

Por su parte, la fiscal ha alegado en sus conclusiones que el jugador ha "mentido" en este juicio, ha cometido "contradicciones", ha hecho "imputaciones graves" a los agentes y ha relatado una versión "que no hay quien se la crea", porque los agentes de la Guardia Civil no van a poner en juego sus puestos de trabajo fabricando pruebas o mintiendo.

Araujo se enfrenta a una petición de once meses de prisión, además de dos años de retirada del permiso de circulación, que ya perdió en febrero de 2013 durante ocho meses cuando residía en Barcelona, al jugar durante una temporada en el filial azulgrana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Deportes

Los jugadores del Tenerife celebran el tanto que les dio la victoria sobre el Cádiz.
Un triunfo que enamora

Un triunfo que enamora

El Tenerife recoge el premio a su ambición en Cádiz, donde maniató a su rival y Martí ganó la...

"Compitiendo así es normal que te vayas feliz a casa"

"Compitiendo así es normal que te vayas feliz a casa"

"Fue un triunfo merecido; hay que madurar los partidos hasta que llegue tu ocasión", resaltó José...

El Mensajero golea y se sitúa fuera de peligro

El Mensajero golea y se sitúa fuera de peligro

El conjunto palmero sentencia en la primera parte con tres goles

El Unión Güímar, más líder

El Unión Güímar, más líder

El Icodense tropieza en el Óscar Pérez y ve reducida su ventaja con el Orotava

Estupor en Anfield

Estupor en Anfield

El Liverpool se dejó el título de Liga de 1989 ante el Arsenal, que ganó 0-2 en el minuto 91...

Una segunda parte para no repetir

Una segunda parte para no repetir

El conjunto aurinegro solo anota nueve canastas en juego tras el descanso

Enlaces recomendados: Premios Cine