Fútbol CD Tenerife

Un terreno de juego en pésimo estado

El césped del Carlos Tartiere se convirtió en uno de los enemigos de los jugadores de ambos equipos

24.10.2016 | 03:34
Un terreno de juego en pésimo estado

El césped del Carlos Tartiere se convirtió en uno de los enemigos de los jugadores de ambos equipos. El mal estado que presentó la hierba impidió la correcta circulación del balón y dificultó el trabajo de los futbolistas. A medida que transcurría el partido el deterioro fue a mayor y al final se vio un campo más parecido a un patatal que a un terreno de juego.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine